Educación 2030: temas y asuntos

El tercer día del Foro Mundial de Educación estuvo consagrado a un conjunto de sesiones simultáneas que se celebraron durante la mañana, lo que permitió que los participantes tratasen una amplia gama de temas y asuntos relativos a la educación. Entre las sesiones de debate figuraron las siguientes:

Ofrecer oportunidades de aprendizaje significativas a los niños sin escolarizar

En esta sesión, una mesa redonda de expertos examinó los cambios necesarios a realizar en los países que cuentan con un gran número de niños sin escolarizar, así como varios ejemplos de países que están “en la recta final”. “Todos son diferentes, no entran en el mismo molde”, afirmó Mary Joy Pigozzi, Directora de Educate A Child. La Sra. Pigozzi insistió en la necesidad de prestar atención a los niños desplazados, afectados por conflictos, víctimas del trabajo infantil, etc. El Sr. Albert Montivans, Jefe del Departamento de indicadores de la educación y análisis de datos del Instituto de Estadística de la UNESCO, añadió: “Una de las prioridades es mejorar la situación de los desfavorecidos”. 

A la sesión asistieron también el Ministro de Educación de Haití, Nesmy Manigat, la Presidenta de la Alianza Mundial para la Educación, Alice Albright, y la Directora General del Ministerio de Educación de Rumania, Liliana Preoteasa. Los ponentes hicieron hincapié en los términos “inclusión”, “iniciativa conjunta”, “financiación” y “planificación sostenible”, con miras a atraer a los jóvenes hacia el sistema escolar. La sesión concluyó con más temas para el análisis, a cargo del Sr. Nesmy Manigat, Ministro de Educación de Haití: “Hablemos también de los niños que van a la escuela pero no logran aprender. Hay que enseñarles el significado de la escuela, lo que hemos de hacer en la escuela y no sólo prestar atención a las políticas”, afirmó el ministro.

Movilizar a las empresas para hacer realidad la agenda Educación 2030

Representantes del mundo empresarial y organizaciones educativas se reunieron en una sesión simultánea para examinar el tema de cómo Movilizar a las empresas para hacer realidad la agenda Educación 2030. Presidida por Justin van Fleet, Jefe de Personal del Enviado Especial de las Naciones Unidas para la Educación en el Mundo, los ponentes plantearon la justificación económica de que las empresas inviertan en la educación y se centraron en cómo los empresarios pueden coordinar sus iniciativas con otros interesados. Al animado debate contribuyeron las preguntas de la audiencia acerca de las TIC y las cuestiones relativas a la confianza; un representante de Filipinas preguntó a la mesa si las empresas se preocupan realmente por la educación o sólo tratan de aprovecharse de ella. El Presidente de Lego Education, el Sr. Jacob Kragh, afirmó que un objetivo sincero de su empresa era “procurar el beneficio de los niños y asegurarse de que reciben la oportunidad de llegar ser lo mejor posible en la vida”. El orador añadió que “el sector privado no tiene en modo alguno el propósito de apoderarse de la enseñanza” y reiteró la importancia de colaborar estrechamente con los gobiernos y el sector público. Entre los ponentes figuraron también Vikas Pota de GEMS Education, Martina Roth de la empresa Intel Corporation y Jouko Sarvi del Banco Asiático de Desarrollo.    

En otra reunión simultánea, el Ministro de Educación de Argentina, Alberto Sileoni, participó junto con el Director de la División de políticas y sistemas de aprendizaje de la UNESCO David Atchoarena y con Amina J. Mohammed, Consejera Especial de las Naciones Unidas sobre la planificación del desarrollo después de 2015, en un debate sobre La coordinación mundial y regional y los mecanismos de seguimiento. En esta sesión se examinó la importancia de disponer de mecanismos robustos de coordinación y seguimiento. Los asistentes examinaron de qué modo los dispositivos regionales y mundiales de educación deberían colaborar con los nuevos mecanismos en pro del objetivo general de desarrollo sostenible y el Sr. Atchoarena señaló que el seguimiento y la evaluación en el plano nacional eran mucho más sólidos en la nueva agenda educativa.

La gobernanza y la rendición de cuentas eficaces 

En esta sesión, los ponentes sugirieron la orientación correcta para la gobernanza de la educación nacional en el mundo de hoy. A saber: las políticas y estrategias fundamentales para elaborar un marco de trabajo pragmático para la gobernanza que sea al mismo tiempo de regulación y colaboración. 

El Presidente de la mesa, el Sr. Gwang-Jo Kim, Director de la Oficina Regional de la UNESCO en Bangkok (Tailandia), planteó tres preguntas al inicio del debate: ¿Cómo podemos definir el concepto de “gobernanza eficaz”? ¿Cuál sería la función del sector privado? Y por último, ¿cómo equilibrar la autonomía derivada de la descentralización y la rendición de cuentas? 

Los ponentes y el público presente se enzarzaron en un animado debate: “La gobernanza debe centrase en el diálogo entre las comunidades de la sociedad, de manera que el sector privado pueda invertir en la educación”, declaró el Ministro de Educación de Bolivia, Roberto Aguilar, en respuesta a la segunda pregunta. Luego citó un ejemplo de su propio país, donde normalmente las campañas educativas se financian gracias a las instituciones privadas y afirmó que las entidades privadas tienen la responsabilidad social de participar activamente en el marco de trabajo de la gobernanza eficaz.

El Ministro de Educación de la República Democrática del Congo, Maker Mwangu Famba, señaló que los elementos centrales de la gobernanza eficaz eran la transparencia y la responsabilidad.

¿De qué manera contribuirá la educación al desarrollo sostenible después de 2015?

 El desarrollo sostenible no es sólo cuestión de soluciones tecnológicas, regulaciones políticas o instrumentos financieros. También conviene tener en cuenta el poder de transformación de la educación y la importancia de las estrategias transversales. Este fue el mensaje de la Sra. Amina J. Mohammed, Consejera Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la planificación del desarrollo después de 2015, cuando señaló que la educación no era simplemente un asunto de aprendizaje, sino que también era cuestión de empoderamiento y era un elemento fundamental de la agenda de desarrollo sostenible. En esta sesión, los ponentes discutieron sobre cómo puede la educación afrontar los problemas mundiales y, en particular, cómo contribuye al tratamiento del cambio climático, los problemas sanitarios y la reducción de la pobreza.

La educación es uno de los instrumentos más poderosos para que las personas reciban información acerca de las enfermedades, adopten medidas preventivas, reconozcan a tiempo los síntomas de la enfermedad y sepan cómo usar los servicios de salud, dijeron los oradores. El Sr. Mark Brown, Ministro de Hacienda de las Islas Cook, afirmó que los conocimientos actuales, así como todo nuevo conocimiento, deberían llegar no sólo a los alumnos de las escuelas, sino también a los adultos, porque ellos son los educadores.

No es posible descuidar la interacción creciente entre la educación y el cambio climático, dijo la Sra. Kandia Camara, Ministra de Educación Nacional de Còte d’Ivoire.

“Ahora hay programas escolares que enseñan cómo mantener estilos de vida saludables y qué importancia tienen los bosques”, y se toman medidas para garantizar contextos escolares que sean propicios al clima.

Además, el Sr. Renato Janine Ribeiro, Ministro de Educación de Brasil, se refirió a la dificultad de erradicar la pobreza. “El desafío que afrontamos es el hambre, esas personas viven en lugares de difícil acceso”, señaló. O sea, que la ubicación geográfica puede constituir una barrera a la accesibilidad. Pero, a fin de atenuar el problema mediante un esfuerzo colectivo, el ministro dijo que a Brasil le gustaría compartir su experiencia en materia de educación para el desarrollo sostenible con cualquier país, a fin de potenciar los esfuerzos en este sentido.

Hacia el final de la sesión, la Presidenta de la Campaña Popular por la Educación de Bangladesh, la Sra. Rasheda Choudhury, declaró con firmeza: “Los dos principios que no se pueden negociar son: en primer lugar, la educación es un derecho humano fundamental y, en segundo lugar, el Estado tiene la responsabilidad de dar educación a todos y cada uno de sus ciudadanos”.