Dos nuevas Recomendaciones de la UNESCO relativas a la educación

En una ceremonia celebrada en la Sede de la UNESCO se han firmado dos Recomendaciones internacionales relativas a la educación que reflejan las nuevas tendencias mundiales y apoyan el Marco de Acción de la Agenda Educación 2030.

El Presidente de la Conferencia General de la UNESCO, el Sr. Stanley Mutumba Simataa, y la Directora General de la Organización, la Sra. Irina Bokova, firmaron la Recomendación sobre el aprendizaje y la educación de adultos y la Recomendación relativa a la enseñanza y formación técnica y profesional en la Sede de la UNESCO en París, el 4 de abril.  

La revisión de estos importantes instrumentos internacionales responde a las peticiones de los Estados Miembros de que se adapten para reflejar las nuevas tendencias educativas, sociales, económicas, culturales y políticas.  Las Recomendaciones fueron aprobadas con entusiasmo por los Estados Miembros en la 38ª reunión de la Conferencia General, que tuvo lugar en París, en noviembre de 2015. Son los instrumentos más actualizados y de amplio espectro a disposición de los responsables políticos, expertos, interlocutores sociales, miembros de la sociedad civil y otros interesados en esos dos ámbitos complementarios. Las Recomendaciones se aplicarán en el mundo entero para orientar la transformación y ampliación equitativa de las oportunidades de aprendizaje para jóvenes y adultos.

En particular, la aprobación de la Recomendación sobre el aprendizaje de jóvenes y adultos impulsa el fortalecimiento de esta labor, ya que estipula los principios que la rigen y ofrece un enfoque amplio y transversal para su promoción y desarrollo en el mundo entero. La Recomendación relativa a la enseñanza  formación técnica y profesional (EFTP) refleja una nueva tendencia en la materia, en la medida en que proporciona un enfoque integrado y holístico de la enseñanza y la formación que asegura la promoción de conocimientos, destrezas y competencias de amplio espectro para el trabajo y la vida práctica.

La aprobación simultánea de ambos instrumentos refleja la alta prioridad asignada por la comunidad internacional al desarrollo del aprendizaje a lo largo de toda la vida. Los dos instrumentos insisten en la importancia de las oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, el aprendizaje y la educación de adultos y la adquisición de competencias para el desarrollo económico inclusivo, el empleo y el trabajo decoroso, la mitigación de la pobreza, el bienestar social, la igualdad de género y la creación de sociedades del conocimiento sostenibles.   

La aprobación de estos instrumentos se produce en el momento adecuado, ya que se trata de recursos de gran valor para apoyar las reformas políticas de los Estados Miembros, a medida que se ponen en vigor el Marco de Acción de la Agenda Educación 2030 y el instrumento de más amplio espectro, la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030.