La Directora General y el Presidente de Turquía subrayan la importancia del diálogo intercultural y la salvaguardia del patrimonio cultural en Siria y el Iraq

El 6 de enero de 2015, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, se entrevistó con el Excmo. Sr. Recep Tayyip Erdogan, Presidente de Turquía, en el palacio presidencial.

El Presidente destacó la importancia de la Organización para Turquía y señaló la “desastrosa” situación prevaleciente en Siria, pero también en el Iraq. Se refirió a la destrucción y el tráfico de objetos históricos únicos y expresó particular preocupación por los ciudadanos y el patrimonio cultural de Alepo.

La Directora General destacó los esfuerzos que realiza la UNESCO por salvaguardar el patrimonio y la diversidad culturales, tanto de Siria como del Iraq, entre otras cosas para poner coto al tráfico ilícito de bienes culturales. Recordó el llamamiento que había hecho para que Alepo fuera considerada zona cultural protegida y su visita a Bagdad y Erbil en noviembre para estar junto al Gobierno y el pueblo del Iraq.

“Con la ayuda de Turquía, podemos cambiar las cosas para proteger el patrimonio cultural de ambos países” dijo la Directora General.

El Presidente también destacó la necesidad de un diálogo más profundo entre todas las culturas y naciones. La Directora General se refirió a la amplia experiencia de la UNESCO a este respecto y subrayó la importancia de la Alianza de Civilizaciones, promovida por las Naciones Unidas, con la cual la UNESCO tiene sólidos lazos de colaboración. Manifestó su preocupación porque hay quienes utilizan la religión para crear divisiones entre las civilizaciones y puso de relieve la importancia de combatir la islamofobia y otras formas de intolerancia.

El Presidente estuvo plenamente de acuerdo con este planteamiento y señaló diversos casos de islamofobia en diversas partes del mundo y la necesidad de que los gobiernos y los pueblos se unieran en contra de la discriminación. “No se trata solo del islam; también debemos combatir el antisemitismo” declaró el Presidente. Se refirió también a sus propios esfuerzos por restaurar las iglesias y los monasterios cristianos.

Irina Bokova dio las gracias el Presidente por la activa función que Turquía desempeña en estos ámbitos. Expresó su gratitud por el apoyo extrapresupuestario que Turquía aportó al Fondo de Emergencia de la UNESCO en 2012 y se mostró deseosa de que desempeñara “una función aún más activa en la Organización”. Había venido a Turquía para renovar la colaboración de la UNESCO con el país y deseaba expresar su reconocimiento por la visión y el compromiso del Presidente.