La Directora General y el Ministro de Educación del Iraq piden que se aumente el apoyo a los desplazados internos y la movilización para luchar contra el tráfico ilícito de bienes culturales

El 5 de noviembre, la Directora General se reunió con el Sr. Iqbal Omar, Ministro de Educación del Iraq, en el marco de la 38ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO.

El Ministro puso de relieve las consecuencias humanas sin precedentes de la actual crisis, que afecta a la vida diaria de la población iraquí y, en particular, a los más de tres millones de desplazados internos. Más de 500.000 niños, entre ellos una gran parte de niñas, permanecen sin escolarizar. Frente a la inmensa presión que esta crisis impone sobre el Gobierno, las autoridades iraquíes necesitan el apoyo internacional para poder garantizar los servicios básicos a todas las personas afectadas, especialmente los niños. La Directora General se comprometió a intensificar las iniciativas encaminadas a recabar financiación internacional para la educación de los desplazados internos en el Iraq, así como a seguir reforzando la asistencia de la UNESCO a las autoridades iraquíes en este ámbito.

Por otra parte, la Directora General y el Ministro abordaron las posibles formas de hacer frente al desafío que sigue planteando el tráfico ilícito de bienes culturales en el Iraq. Este fenómeno supone una trágica pérdida cultural y una preocupación desde el punto de vista de la seguridad, puesto que el tráfico ilícito contribuye a la financiación del terrorismo y, por ende, sigue alimentando el conflicto. La Directora General informó al Ministro sobre la labor que desempeña la UNESCO a este respecto, consistente en coordinar las iniciativas mundiales relativas a la concienciación y la aplicación de la prohibición del comercio transfronterizo de bienes culturales procedentes del Iraq y de Siria, según se establece en la resolución 2199 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.