La Directora General de la UNESCO y el ministro de Exteriores de España hablan sobre la protección del patrimonio cultural en Iraq y Siria

Con motivo de su visita a Valencia (España) para inaugurar la Reunión Internacional de Expertos para establecer un código de ética modelo para el patrimonio cultural inmaterial, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, mantuvo el 30 de abril una reunión bilateral con el ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, en la que intercambiaron ideas sobre la protección del patrimonio cultural en Iraq y Siria.

Bokova informó a García-Margallo de su reciente visita a Bagdad, en la que reafirmó la determinación de la UNESCO de respaldar a las autoridades nacionales y a la población iraquí en su lucha para proteger su patrimonio cultural. En este sentido, puso de relieve la presentación, el sábado 28 de marzo junto con el primer ministro de Iraq y los ministros de Educación Superior y de Turismo y Antigüedades, de la campaña de la UNESCO #Unite4Heritage, cuyo objetivo es movilizar a la juventud de Iraq y del mundo entero a involucrarse en un movimiento solidario de protección del patrimonio cultural de la humanidad y de lucha contra su destrucción.

Por su parte, García-Margallo informó a la Directora General sobre el debate abierto ministerial celebrado el 27 de marzo por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre los ataques y abusos contra minorías étnicas y religiosas de Oriente Medio. Presidido por el canciller francés Laurent Fabius, el encuentro expuso la situación de las minorías perseguidas en Oriente Medio y la movilización de la comunidad internacional para proteger la diversidad cultural y religiosa en la región.

El ministro español puso de relieve la continua determinación de España de contribuir a la protección del patrimonio cultural y de las minorías étnicas y religiosas en situaciones de conflicto. En ese contexto, García-Margallo encomió el compromiso personal de la Directora General contra la “limpieza étnica” y subrayó el progreso que supone la reciente adopción de la Resolución 2199 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, un hito en la lucha contra la destrucción y el tráfico ilícito de bienes culturales en Iraq y en Siria.

Refiriéndose a la actual persecución de que son objeto las minorías étnicas y religiosas en Oriente Medio, y en particular las minorías cristianas, Margallo abogó por la toma de medidas más drásticas de lucha contra la impunidad. El ministro expresó la determinación de España de intensificar la cooperación legal y judicial entre países y fortalecer los instrumentos legales de que dispone la Corte Penal Internacional.

La Directora General informó al ministro del liderazgo que ejerce la UNESCO para impulsar la ratificación de la Convención de la UNESCO para la protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado y sus dos protocolos (1954) y de la Convención para a lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales (1970). Irina Bokova mencionó igualmente la cooperación de la UNESCO con la Fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, en particular a raíz de la destrucción del patrimonio cultural en Mali.

García Margallo expresó la intención de su país de asociarse a la UNESCO en su compromiso para fortalecer la acción normativa. La Directora General y el ministro de Exteriores intercambiaron también impresiones sobre la situación en Oriente Medio y Ucrania.

García Margallo concluyó la reunión agradeciendo a la Directora General su presencia en Valencia, que vio como un respaldo al fuerte compromiso de España en pro de la salvaguardia de un patrimonio inmaterial de gran riqueza. Asimismo, el ministro expresó el pleno apoyo de su país a la inscripción de la festividad valenciana de las Fallas en la Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial en un futuro muy próximo.