La Directora General de la UNESCO rinde homenaje al poeta argentino Juan Gelman

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, expresó su profunda tristeza por el fallecimiento del poeta argentino Juan Gelman, el 14 de enero de 2014.

“Estoy apenada por la desaparición de Juan Gelman, inmenso poeta, gran figura de las letras argentinas e insigne defensor de los derechos humanos”, declaró la Directora General. "Juan Gelman padeció la dictadura pero supo transformar su exilio y su dolor en un canto de amor universal. Su poesía en el desarraigo es una lección de tolerancia. En nombre de la UNESCO, de la que fuera colaborador, me asocio a la tristeza de los suyos, de la Argentina y de México, país este donde vivía desde hace más de 20 años”.

Juan Gelman fue galardonado con los mayores premios de poesía en lengua española, como el Premio Cervantes (2007) y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2005) por su obra literaria. Publicó más de 30 libros y antologías de poesía, entre ellas, “Citas y comentarios”, “Violín y otras cuestiones” y “Gotán”.

La vida personal de Juan Gelman estuvo marcada por el asesinato de su hijo Marcelo y el secuestro de su nuera, entonces embarazada. Juan Gelman luchó durante más de 20 años para encontrar a su nieta, que había sido entregada ilegalmente a la familia de un policía uruguayo. El reencuentro tuvo lugar 23 años después.

“El drama personal de Juan Gelman es testimonio del combate universal por la defensa de los derechos humanos y la promoción de una cultura de paz. Encarna también el poder de la cultura y la lengua como portadoras de los valores de verdad y justicia”, declaró Bokova.

La UNESCO colabora con la Argentina para que se conozcan la historia y la cultura de paz en ese país, por medio de varias iniciativas, entre otras la creación de un Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos en Buenos Aires, en los locales de la antigua Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el mayor centro clandestino de detención y exterminio durante la dictadura militar en la Argentina.

La UNESCO concedió asimismo el Premio Félix Houphouët-Boigny de fomento de la Paz a la asociación de las Abuelas de la Plaza de Mayo, que lucha por dar con las familias biológicas de todos los niños secuestrados en el marco de la represión política durante la dictadura militar que vivió la Argentina entre 1976 y 1983.