La Directora General de la UNESCO inaugura la exposición “El pueblo, el libro, la tierra: 3.500 años de relaciones entre el pueblo judío y Tierra Santa” en el Congreso de los Estados Unidos

El 18 de noviembre, en el contexto de la reunión de la Junta de los Jefes Ejecutivos del Sistema de las Naciones Unidas para la Coordinación (JJE) que tuvo lugar en Nueva York, Irina Bokova participó en la inauguración de la exposición titulada “El pueblo, el libro, la tierra: 3.500 años de relaciones entre el pueblo judío y Tierra Santa” en el Congreso de los Estados Unidos, en Washington DC.

El acto se celebró en el edificio Rayburn building, en el Capitolio, en presencia de Edward Royce, Presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot Engel, miembro destacado de dicho Comité, el Excmo. Sr. Ron Dermer, Embajador de Israel en los Estados Unidos, y Rabbi Marvin Hier, Fundador y Decano del Centro Simon Wiesenthal. El acto congregó a varios miembros del Congreso, altos funcionarios de los Estados Unidos, diplomáticos y dirigentes de la sociedad civil.

“Para la UNESCO, la comprensión de la historia y el respeto de la cultura y el patrimonio es el punto de partida de la paz”, declaró la Directora General.

“Hoy más que nunca es importante conocer la historia para edificar la paz”, dijo Irina Bokova, subrayando que el mandato básico de la UNESCO consiste en “promover el respeto y el entendimiento mutuo y luchar contra todas las formas de racismo, antisemitismo y denegación”.

Al agradecer a la Directora General su participación en este acto en el Congreso, Rabbi Hier recordó que la exposición había comenzado en la Sede de la UNESCO en París, y se había presentado en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, y que ahora viajaría a la Knesset, en Jerusalén, y a la Santa Sede.

El Sr. Royce, congresista, expresó su reconocimiento por la exposición, como instrumento importante para rebatir el discurso del antisemitismo a escala mundial. Por su parte, otro congresista, el Sr. Engel, dio las gracias a la UNESCO “por contribuir a dar a conocer la historia del pueblo judío al mundo” y manifestó su apoyo a la cooperación y el compromiso del Centro Simon Wiesenthal.

El Excmo. Sr. Ron Dermer, Embajador de Israel en los Estados Unidos, elogió a la UNESCO y afirmó que “su misión de promoción de la educación y la cultura es más pertinente que nunca en el contexto actual”.

Al clausurar el acto, Rabbi Hier entregó a la Directora General un premio especial en reconocimiento de su liderazgo y su compromiso de larga data con la promoción de la paz y el diálogo.