La Directora General de la UNESCO habla con el Papa Francisco acerca del diálogo intercultural e interreligioso

2 de marzo 2015 - La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, realizó una visita oficial a la Santa Sede, acompañada por el Presidente de la Conferencia General, el Excmo. Sr. Hao Ping, y por el Presidente del Consejo Ejecutivo, el Excmo. Sr. Mohamed Sameh Amr. El Director General Adjunto, Sr. Engida Getachew, y la Subdirectora General de Ciencias Sociales y Humanas, Sra. Nada Al-Nashif, formaron también parte de la delegación de la UNESCO.

Esta visita oficial llega en un momento en que las sociedades son testigos de profundos desafíos que afectan a las bases de la “convivencia”, y que están también relacionados con los valores fundamentales de la tolerancia y el respeto de la diversidad cultural.

En este contexto, Su Santidad el Papa Francisco encomió a la UNESCO y el papel decisivo que desempeñan actualmente las Naciones Unidas como plataformas para la cooperación internacional y el desarrollo, e hizo hincapié en que deben conservar su aspiración principal de prestar asistencia a “las personas marginadas y vulnerables de todo el mundo”.

El Papa Francisco elogió la labor de la UNESCO en materia de educación y las actividades dirigidas a los jóvenes, y subrayó la responsabilidad colectiva de los líderes mundiales de escuchar a los jóvenes y construir un mundo mejor para las generaciones futuras, un mundo donde se respeten la dignidad humana y la justicia social y donde se respeten también la libertad de expresión y todas las religiones por igual, en referencia al papel fundamental que tienen los líderes religiosos en el diálogo entre las religiones.

“La educación es una dimensión esencial de la dignidad humana y la lucha contra la exclusión y la pobreza”, declaró el Papa Francisco.

Refiriéndose a la histórica conferencia de este año sobre el medio ambiente, el Papa Francisco habló del “imperativo ético de garantizar la sostenibilidad del medio ambiente”, y reafirmó la responsabilidad fundamental de los Estados y de todas y cada una de las personas en tiempos marcados por las desigualdades en el consumo.

La Directora General invitó a Su Santidad a honrar a la UNESCO con su visita en algún momento del año en curso, en que la Organización celebra el 70 aniversario de su nacimiento.

“En estos tiempos turbulentos, necesitamos que nuestro mensaje común de tolerancia y respeto por la dignidad humana resuene alto y con fuerza. La UNESCO es el lugar privilegiado para compartir este mensaje con la Santa Sede, un mensaje de paz, de respeto a la diversidad cultural, y de justicia social”.

El Papa Francisco agradeció la invitación a la Directora General y confirmó su intención de visitar la UNESCO en un futuro cercano.

Tras la audiencia pontificia con el Papa Francisco se celebraron reuniones con Su Eminencia el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de Su Santidad, y con Su Excelencia Monseñor Paul Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados.