La Directora General de la UNESCO encomia los esfuerzos nacionales para frenar el contrabando de antigüedades procedentes del Iraq y Siria

En el contexto de las informaciones ofrecidas por los medios de comunicación que indican que se han aprehendido antigüedades de origen sirio e iraquí en los Estados Unidos de América, Finlandia, Jordania, el Líbano, el Reino Unido y Turquía, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, encomia a los países que aplican activamente la prohibición del comercio transfronterizo de bienes culturales procedentes de Siria y el Iraq, establecida en la resolución 2199 que el Consejo de Seguridad aprobó en febrero de este año.

“Encomio todos los esfuerzos nacionales para detener el tráfico de bienes del patrimonio cultural iraquí y sirio. Me anima enormemente el empeño de las autoridades por hacer cumplir la prohibición del comercio transfronterizo de bienes culturales procedentes de ambos países, establecida en la resolución 2199 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, dijo Irina Bokova. “Insto a la vigilancia extrema en las fronteras a fin de identificar y aprehender las antigüedades procedentes del Iraq y Siria. Cada acción cuenta para salvaguardar los singulares tesoros del patrimonio iraquí y sirio y poner freno a la financiación que obtienen los grupos terroristas mediante el saqueo y el tráfico de bienes culturales”, agregó la Directora General.