La Directora General de la UNESCO deplora daños severos a la iglesia siria de San Simeón, patrimonio de la humanidad

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, condenó hoy los severos daños infligidos a la iglesia histórica bizantina de San Simón, que forma parte del sitio del patrimonio mundial Aldeas antiguas del norte de Siria, causados al parecer por un ataque aéreo perpetrado el 12 de mayo. La UNESCO ha recibido información y pruebas fotográficas de que la iglesia ha sufrido daños considerables que han afectado incluso a los vestigios de los pilares de San Simón.

“Reitero mis llamamientos a todas las partes en conflicto a abstenerse de usar los bienes culturales de cualquier lugar de Siria con fines militares y exponerlos a mayores daños. Reitero también mis llamamientos a todas las partes a abstenerse de atacar sitios y monumentos del patrimonio cultural, tal y como lo estipulan la ley humanitaria internacional y la Convención de La Haya de 1954 para la protección de bienes culturales en caso de conflicto armado y sus dos protocolos”, dijo Bokova. 

“El conflicto en Siria está causando sufrimiento humano y pérdidas incalculables. La destrucción del patrimonio cultural sirio, único, se inscribe la crisis humanitaria y de seguridad. Por lo tanto, su protección forma también parte integrante de los esfuerzos para detener la violencia, proteger las vidas humanas y avanzar hacia la paz”, añadió. 

La iglesia de San Simón Estilita se sitúa en el perímetro del sitio del patrimonio mundial Aldeas antiguas del norte de Siria, un notable testimonio de la vida rural en el periodo de la Antigüedad tardía y la época bizantina. Construidas desde el siglo I hasta el VII y abandonadas entre los siglos VIII y X, esas aldeas se caracterizan por el buen estado de conservación de su paisaje cultural y de los vestigios arquitectónicos de viviendas, templos paganos, iglesias, cisternas, baños termales y otros edificios. El paisaje cultural subsistente de las aldeas ilustra de modo notable la transición del mundo antiguo pagano del Imperio Romano al cristianismo bizantino. Los vestigios de técnicas hidráulicas, de muros de protección y de planes de parcelación agraria de la época romana muestran también el dominio de la agricultura que tenían los habitantes de esas aldeas. La iglesia bizantina de San Simón se construyó en el monte San Simón en el 490 de nuestra era y se considera un testimonio icónico de la historia y la identidad del pueblo sirio.

Etiquetas