La Directora General de la UNESCO denuncia el asesinato del reportero estadounidense James Foley en Siria y pide la liberación de todos los periodistas retenidos en ese país