La Directora General de la UNESCO denuncia el asesinato del periodista mexicano Armando Saldaña Morales

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, pidió hoy una investigación urgente sobre el asesinato del periodista mexicano Armando Saldaña Morales y pidió que se ponga fin a la impunidad de los crímenes contra trabajadores de los medios.

“Condeno el asesinato de Armando Saldaña Morales y pido a las autoridades que lleven a cabo una investigación en profundidad al respecto”, dijo Bokova. “Los crímenes contra los periodistas afectan a la sociedad en su conjunto y limitan la capacidad ciudadana de tomar decisiones informadas. Es por lo tanto esencial que tales crímenes no permanezcan impunes”.

El 4 de mayo, la policía encontró el cadáver de Saldaña Morales en el estado de Oaxaca. Saldaña Morales trabajaba para los informativos de las emisoras La Ke Buena 100.9 FM de Tierra Blanca, estado de Veracruz. También colaboraba con otros medios, en particular El Mundo de Córdoba, El Sol de Córdoba, La Crónica de Tierra Blanca y Radio Max.

Las condenas de la Directora General por los asesinatos de profesionales de los medios responden a la resolución 29 adoptada en 1997 por la Conferencia General de la UNESCO y titulada “Condena de la violencia contra los periodistas”. Figuran en la página web que la UNESCO dedica a los periodistas asesinados.

                                                        ****

Contacto de prensa: Sylvie Coudray, s.coudray(at)unesco.org, +33 (0)1 45 68 42 12

La UNESCO es el organismo de las Naciones Unidas que tiene el mandato de defender la libertad de expresión y la libertad de prensa. El Artículo I de su Constitución declara que la Organización se propone “asegurar el respeto universal a la justicia, a la ley, a los derechos humanos y a las libertades fundamentales que sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, la Carta de Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos del mundo”. Para lograrlo, la Organización debe fomentar “el conocimiento y la comprensión mutuos de las naciones prestando su concurso a los órganos de información para las masas” y recomendar “los acuerdos internacionales que estime convenientes para facilitar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen”.