La Directora General de la UNESCO condena las nuevas destrucciones en la antigua ciudad de Nínive, Irak (Mosul)

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, condena la destrucción de las dos puertas históricas de Mesqa y Adad, y parte de las antiguas murallas del sitio arqueológico de Nínive (Mosul).

“Condeno la destrucción de las puertas de Mesqa y Adad, siendo los últimos crímenes de una larga lista de ataques contra el patrimonio cultural de Irak, después de la destrucción del toro alado de la puerta de Nergal y del Museo de Mosul en 2015. Estas destrucciones deliberadas son crímenes de guerra contra los iraquíes, cuyo patrimonio es un símbolo y un vehículo de identidad, historia y memoria. Estas destrucciones están vinculadas con el sufrimiento y violencia contra la vida humana y el deterioro de la sociedad en el largo plazo. A la vez, son ataques contra toda la humanidad, contra los valores de apertura y diversidad de la región, como base de la civilización”, dijo la Directora General.

“Nínive es una ciudad antigua cuya memoria ha sido transmitida por siglos por personas de todos los orígenes y religiones que admiraron y preservaron sus ruinas para que puedan ser enseñadas a futuras generaciones. Somos los custodios del patrimonio, por lo que tenemos la responsabilidad de compartirlo y transmitirlo”, agregó.

Nínive es una de las más antiguas ciudades de Mesopotamia, que en el pasado sirvió como zona de intercambio comercial y un punto estratégico entre el Mar Mediterráneo y los territorios de Persia. El sitio arqueológico es testimonio de asentamientos humanos que datan del 6° milenio A.C.

Así como todas las puertas de Nínive que han sido restauradas, las de Mesqa y Adad han sido un ejemplo del trabajo arqueológico de los siglos XIX y XX por la preservación de monumentos que son parte del paisaje arqueológico de la zona. Allí se ha realizado un notable trabajo de protección de las fundaciones de las puertas y murallas originales. Los portales y murallas históricas de Nínive están incluidas en la lista tentativa de Irak, para eventualmente ser inscritas en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.