La Directora General de la UNESCO condena los ataques aéreos que han causado daños en el museo de Maarrat an-Numan en Siria

El 15 de junio de 2015, el museo de Maarrat an-Numan, en la provincia de Idlib (Siria), fue objeto de ataques aéreos.

“Estoy profundamente consternada por los daños ocasionados al museo de Maarrat an-Numan. En este caravasar otomano se conservan valiosos objetos de localidades antiguas de Siria septentrional, un sitio del patrimonio mundial de la UNESCO que data del periodo romano tardío-bizantino” dijo la Directora General.

La mayor parte de la colección de mosaicos no sufrió daños como consecuencia del ataque aéreo gracias a que se colocaron sacos de tierra y se adoptaron otras medidas para paliar los riesgos. No obstante, los mosaicos y los objetos expuestos en las galerías externas del edificio sufrieron daños graves, así como una parte de la biblioteca del museo.

“Reitero mi llamamiento a todas las partes para que respeten y protejan el patrimonio cultural de Siria, donde la destrucción ha alcanzado ya cotas devastadoras”, declaró la Directora General. “Este patrimonio es testimonio de la valiosa contribución del pueblo sirio a nuestra civilización y de la diversidad cultural que nutre historia común. Tenemos la responsabilidad compartida de protegerlo y transmitirlo a las generaciones venideras”, añadió.

Desde el comienzo del conflicto en Siria el patrimonio cultural ha sufrido daños sin precedentes. Los seis sitios del patrimonio mundial que existen en el país, incluida la ciudad antigua de Alepo, y sus once sitios inscritos en la lista indicativa del patrimonio mundial, así como muchos lugares de importancia cultural, han sido dañados. Un gran número de sitios arqueológicos han sido objeto de excavaciones ilegales y de saqueo.