La Directora General se suma al llamamiento de fortalecer el apoyo a la misión educativa del OOPS

En una carta dirigida hoy al Comisionado General del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS), la Directora General de la UNESCO ha expresado su grave preocupación por los posibles efectos que puede tener para la educación el gran déficit de financiación al que se enfrenta actualmente el Organismo.

En el marco de su cooperación de larga data con el OOPS en la esfera de la educación, la UNESCO ha proporcionado apoyo estratégico y técnico importante para la concepción y ejecución de sus programas escolares y de formación profesional desde la creación del Organismo en 1950.

“Para los 500.000 niños y adolescentes matriculados en las escuelas del OOPS, y para los 7.000 jóvenes que reciben formación en los centros de formación profesional del Organismo, la educación es esencial y un medio decisivo para construir un futuro mejor”, afirmó Irina Bokova en su carta al Sr. Pierre Krähenbühl. “Tras los compromisos internacionales de garantizar el acceso a oportunidades de aprendizaje significativas para todos, es responsabilidad de la comunidad internacional en su conjunto velar por que se adopten todas las medidas para asegurar que los estudiantes del OOPS puedan volver a tiempo a sus aulas. Juntas, nuestras dos organizaciones han logrado aumentar el nivel de educación de los refugiados palestinos jóvenes, especialmente de las niñas. Si las escuelas del OOPS se ven obligadas a permanecer cerradas más allá del comienzo oficial del año escolar, este logro se pondrá en peligro. Además, los efectos psicológicos y económicos que podría tener un aplazamiento del inicio del año escolar afectarían sin duda a la comunidad en general, lo que podría hacer aumentar la inseguridad y la inestabilidad”.

La posición de la Directora General coincide con la expresión de profunda preocupación del Secretario General de las Naciones Unidas respecto de la situación financiera del Organismo y “su llamamiento a todos los donantes para que aporten al OOPS, a la mayor brevedad posible, los 100 millones de dólares necesarios para que los niños de Palestina pueden comenzar el año escolar sin demora”.

En la cumbre de las Naciones Unidas que se celebrará en septiembre, la comunidad internacional adoptará un nuevo conjunto de objetivos de desarrollo sostenible para 2030, entre los cuales se espera que la educación sea un objetivo “independiente”. Previamente, en el Foro Mundial sobre la Educación celebrado en Incheon (República de Corea) del 19 al 22 de mayo de 2015, responsables de las políticas educativas y partes interesadas en ese ámbito de todo el mundo se comprometieron a promover el acceso a un ciclo completo de educación primaria y secundaria de calidad. En el Foro se subrayó además la necesidad de garantizar una educación de calidad para todos en situaciones de crisis y emergencia, en particular para los refugiados, y la función que desempeña la educación de calidad para todos en la recuperación y la reconstrucción.