La Directora General se reúne con niños autores y recibe el premio “Inspiración para las generaciones futuras”

El 23 de septiembre, durante su visita a Nueva York con motivo del 70º periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, se reunió con un grupo de niños de diversos países que son autores de la serie de libros infantiles “Voces de las futuras generaciones”.

Estos jóvenes autores, de entre 9 y 15 años y procedentes de distintas regiones del mundo, han escrito historias sobre temas relacionados con el desarrollo sostenible, como el medio ambiente, la educación, la justicia y los derechos de las niñas.

Los niños presentaron a la Directora General la Declaración de los niños sobre los objetivos mundiales de desarrollo sostenible, aprobada en la primera “Cumbre de los niños”, que tuvo lugar en Nueva York el 20 de septiembre de 2015.

Esta declaración, que refleja las aportaciones de 2.700 niños de 70 países, proclama que “las voces de los niños deben ser escuchadas” e incluye artículos relativos a la igualdad, la pobreza, la familia, la educación, la seguridad, la salud, el trabajo infantil, la protección del medio ambiente y la convivencia.

La Directora General felicitó a los jóvenes autores por su compromiso y creatividad ejemplares, individualmente y como un grupo que representa la diversidad y la riqueza de compartir unos mismos fines.

“Sois el futuro”, afirmó la Directora General; “el liderazgo se ejerce en todos los niveles, y debéis seguir siendo líderes para guiar a vuestras familias y comunidades hacia un futuro de sostenibilidad y dignidad para todos. Ese es el propósito plasmado en los objetivos universales de desarrollo que se aprobarán esta semana en la Asamblea General”.

Asimismo, la Directora General elogió a los niños por su participación en la Cumbre de los niños como auténticos ciudadanos mundiales.

Los niños autores entregaron a la Directora General el premio “Inspiración para las generaciones futuras” en reconocimiento de su función como “mentor de inspiración mundial para hacer realidad la educación, la ciencia y la cultura, que son fundamentales para las próximas generaciones y para el futuro de todos”.

Este premio fue concedido también a Mary Robinson, ex Presidenta de Irlanda.

Según declaró la Directora General, “es un gran honor recibir este premio, que significa mucho para mí. Acepto esta distinción en nombre de la UNESCO como un reconocimiento de la función que desempeña la Organización en el mundo y, por vuestra parte, debéis prometer continuar vuestra importante labor”.