La Directora General hace un llamamiento a la acción conjunta para proteger el patrimonio cultural con el apoyo del Iraq, Jordania, Egipto y Australia

El 24 de septiembre, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, participó en una conferencia de alto nivel sobre la destrucción del patrimonio cultural en situaciones de conflicto, organizada por Asia Society, Antiquities Coalition y el Middle East Institute, que se celebró en la sede de Asia Society en Nueva York.

El acto contó con la participación del Excmo. Dr. Ibrahim Al-Jaafari, Ministro de Relaciones Exteriores del Iraq, el Excmo. Sr. Nasser Judeh, Ministro de Relaciones Exteriores del Reino Hachemita de Jordania, el Excmo. Sr. Sameh Hassan Shoukry, Ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, la Excma. Sra. Julie Bishop, Ministra de Relaciones Exteriores de Australia, el Sr. Kevin Rudd, Presidente del Instituto de Política de Asia Society, la Sra. Josette Sheeran, Presidenta de Asia Society, y la Sra. Deborah Lehr, Presidenta de Antiquities Coalition, así como expertos y funcionarios del ámbito de la cultura.

“La cultura es atacada precisamente por lo que representa para los pueblos del Iraq, de Siria y de la región, por lo que simboliza para todos los hombres y mujeres: la idea de la humanidad unida en torno a la diversidad”, declaró la Directora General, que expuso el alcance de la destrucción de sitios culturales en Siria y el Iraq.

La Directora General se refirió a la labor de la UNESCO en este ámbito, dirigida a atenuar los riesgos de destrucción y saqueo, a través de la supervisión y el desarrollo de capacidades, combatir el tráfico ilícito, colaborando con los países fronterizos y con todos los asociados internacionales para mejorar la aplicación de la ley y los controles fronterizos, documentar lo que ha sido destruido y preparar la reconciliación, así como hacer frente a la propaganda del odio por medio de nuevas formas de comunicación.

A este respecto, la Directora General destacó la importancia de la resolución 2199 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el liderazgo de la UNESCO en su promoción.

En este sentido, cabe señalar la puesta en marcha de una campaña mundial en las redes sociales, #Unite4Heritage (“Unidos por el patrimonio”), iniciada en marzo en la Universidad de Bagdad, cuyo objetivo es lograr que los jóvenes hagan frente a la propaganda de la violencia y fortalecer la unidad en torno a unos valores comunes.

“Se trata de ataques contra las personas, contra sus identidades, contra sus derechos humanos”, afirmó Irina Bokova.

“Por ello, hoy más que nunca, debemos unirnos para proteger el patrimonio cultural, luchar contra el tráfico ilícito de bienes culturales y transmitir esta riqueza común a las generaciones futuras, de modo que puedan construir unas sociedades estables y justas”.

La Directora General añadió que la lucha contra la limpieza cultural es un imperativo desde el punto de vista de la consolidación de la paz: “estos ataques van en contra de la paz y socavan los cimientos de la reconciliación”.

El ex Primer Ministro de Australia Kevin Rudd, tras elogiar a la UNESCO por liderar la respuesta internacional, destacó que “es necesario contar con las voces y la implicación firmes de los ministros de Relaciones Exteriores, en el plano internacional y en la región”.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, el Excmo. Sr. Sameh Hassan Shoukry, reclamó una acción más firme, en particular mediante la cooperación regional, y recordó la conferencia regional celebrada en El Cairo el pasado mes de mayo sobre “La cultura amenazada”.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, el Excmo. Sr. Nasser Judeh, declaró que “a los terroristas les aterra la historia”, lo que alimenta la destrucción y el saqueo del patrimonio cultural de la humanidad.

El Ministro hizo hincapié en la necesidad de actuar con urgencia y de manera conjunta y de que la comunidad internacional se muestre unida en torno al diálogo y la convivencia pacífica. Asimismo, el Sr. Judeh respaldó el calificativo de “limpieza cultural” utilizado por la UNESCO para describir la amenaza que plantea el extremismo violento.

La Excma. Sra. Julie Bishop, Ministra de Relaciones Exteriores de Australia, se refirió a las raíces del extremismo violento y a la importancia que reviste para Da’esh el hecho de destruir la historia.

La Ministra relacionó la lucha contra el tráfico ilícito con la lucha general contra el terrorismo y recalcó que esta tarea empieza por la legislación y las políticas nacionales:

“Está en juego la esencia de la humanidad”, afirmó la Ministra de Relaciones Exteriores de Australia.

El Excmo. Sr. Ibrahim Al-Jaafari, Ministro de Relaciones Exteriores del Iraq‎‎, manifestó que la destrucción y el saqueo de bienes cultural constituyen ataques contra la historia de la civilización humana, su presente y su futuro. El Ministro destacó la necesidad de aplicar respuestas jurídicas y fortalecer la cooperación regional contra el tráfico ilícito.

“El Iraq se encuentra en primera línea”, afirmó el Ministro, “y no debemos permitir que se difunda la cultura de la desesperación”.

Según declaró Irina Bokova, “hay tanto por hacer para fortalecer la legislación, aumentar las capacidades, profundizar la cooperación… Todo ello es necesario para proteger el patrimonio cultural que nos pertenece a todos”.