Declaración de la Directora General de la UNESCO a raíz del ataque contra una escuela en Pakistán

París, 16 de diciembre - La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, expresó hoy su indignación y aflicción a raíz del ataque contra una escuela de Peshawar (Pakistán), que ha costado la vida a más de 100 niños.

“Menos de una semana después de la entrega del premio Nobel de la Paz a Malala Yousafzai en Oslo, este ataque odioso es un crimen contra el futuro de todos los niños y toda la nación de Pakistán. Es un crimen contra el aprendizaje y contra la inocencia, cometido en el mismo lugar al que los niños acuden a diario para abrir sus mentes: la escuela. El terror no silenciará a los millones de voces que en todo el mundo exigen que la educación sea un derecho y las escuelas lugares seguros. No dejaremos que el miedo ni el terror tomen la delantera”.

“Hago extensivas mis más profundas condolencias a los familiares y amigos de los fallecidos en esta tragedia y pido que se procese a quienes han perpetrado este crimen”.

“En una ocasión como ésta, la UNESCO permanece firme junto al gobierno de Pakistán en su compromiso de garantizar una educación de calidad a todos los niños y niñas”.

El compromiso de la UNESCO de proteger el derecho a la educación en situaciones de conflicto se ha reafirmado recientemente en varias ocasiones, en particular en la Nota Orientativa sobre la aplicación de la resolución 1998 del Consejo de Seguridad (“ataques contra escuelas y hospitales”) que pide a los Estados Miembros que eviten los ataques contra escuelas y hospitales, así como su uso militar. Como miembro de la Coalición Mundial para proteger de los Ataques a los Sistemas Educativos, la UNESCO actúa en todo el mundo para proteger las escuelas y el derecho a la educación en países afectados por conflictos, entre ellos Sudán del Sur y Afganistán.