La Cumbre Humanitaria Mundial llama a la protección de periodistas para asegurar la información en situaciones de crisis

Un llamamiento a proteger a los periodistas y promover el periodismo independiente en situaciones de crisis fue lanzado hoy por representantes gubernamentales, de agencias de las Naciones Unidas, de medios de comunicación y ONG reunidos en una sesión co-organizada por la UNESCO y el Secretariado de la Cumbre Humanitaria Mundial.

La sesión se enfocó en los desafíos que enfrentan los medios en situaciones de crisis, sobre todo en el creciente riesgo que corren de los periodistas y el impacto que genera en su capacidad para cumplir su trabajo.

“Hoy debemos acelerar el proceso para que los Estados reconozcan la importancia de proteger la seguridad de los periodistas en todas partes, especialmente durante emergencias humanitarias donde juegan un importante rol informando, previniendo, mitigando y reduciendo el impacto de las crisis”, dijo Irina Bokova, Directora General de la UNESCO.

En el mismo sentido, la directora del periódico turco Hürriyet  y presidenta de esta sesión, Vuslat Doğan Sabancı declaró que “la humanidad está haciendo frente a una de sus pruebas más significativas, donde millones de personas están dejando sus hogares por seguridad. Los medios juegan un rol primordial, volcando la atención mundial sobre la crisis de refugiados, dándole voz al sufrimiento de las personas refugiadas que son forzadas a dejar sus hogares e imprimiendo sus retratos en nuestras conciencias”.

Los participantes hicieron un llamamiento a los Estados Miembros, las agencias de las Naciones Unidas y a los medios de comunicación, a implementar el Plan de Acción de la ONU sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad. Además, fueron tratadas acciones específicas para que cada entidad involucrada incremente sus esfuerzos por poner fin a los ataques contra los periodistas y promover el reporteo independiente en situación de crisis.

De este modo, los Estados Miembros fueron conminados a crear mecanismos nacionales de seguridad para periodistas, para prevenir y monitorear amenazas contra profesionales de las comunicaciones, terminar con la impunidad asegurando que los crímenes sean investigados, y disponer de protección en base a la formación de fuerzas de seguridad y agentes judiciales en torno a los derechos humanos, leyes humanitarias y el rol de los periodistas. Todo, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de 2030 (ODS), en particular el objetivo 16, que llama a los Estados a “asegurar el acceso público a la información y proteger las libertades fundamentales”.

Asimismo, se exhortó a las agencias de las Naciones Unidas a continuar compartiendo información y mejorar la práctica, utilizando su experticia para implementar el Plan de la ONU en todo el mundo y vigilar la seguridad de los periodistas mediante el Examen Periódico Universal (mecanismo de observación de la situación de los derechos humanos en los Estados Miembros de las Naciones Unidas), Informes de la UNESCO, y reportes del progreso de la implementación de los ODS.

Finalmente, los medios de comunicación fueron impelidos a asegurar que su personal y freelancers a nivel internacional y local, posean el entrenamiento y los recursos necesarios para ejercer su profesión de manera segura.

La UNESCO, agencia de la ONU cuya misión es promover la libertad de expresión, ha informado que más de 825 periodistas han sido asesinados en zona de conflictos durante los últimos diez años. En otras palabras, un trabajador de las comunicaciones es asesinado cada cinco días y en nueve de diez casos, los responsables nunca son condenados, lo que se traduce en una real impunidad en casos de crímenes contra periodistas.