El Consejo Ejecutivo refuerza el mandato de la UNESCO contra la violencia y el extremismo en las escuelas, en apoyo de los profesionales de los medios y para combatir la destrucción del patrimonio cultural

El Consejo Ejecutivo de la UNESCO, que concluyó el 23 de abril su reunión tras dos semanas de debates, adoptó varias decisiones clave que fortalecen todos los campos de acción de la Organización en estos momentos de turbulencias que hacen su trabajo más necesario que nunca. Se trata de decisiones relativas a la condena de la destrucción de sitios culturales, la educación de las niñas, la seguridad de los periodistas y la educación para una ciudadanía mundial.

La Directora General y los Estados Miembros subrayaron la importancia estratégica de la reunión del Consejo en un año clave para la comunidad internacional, pues los Estados están diseñando un nuevo programa mundial de desarrollo sostenible. La Directora General, Irina Bokova, señaló su determinación de acelerar el ritmo de la actual reforma de la UNESCO para mejorar el cumplimiento de los programas y mantener un diálogo constante con los Estados Miembros.

“Es algo esencial hoy, cuando continuamos la reforma y diseñamos el programa de desarrollo para después de 2015”, dijo Bokova. “Vivimos también un momento de gran responsabilidad. La UNESCO nació hace 70 años de la idea de que la paz, para ser duradera, debe construirse de maneras nuevas. Y ese mensaje nunca ha sido más importante que hoy: debemos difundirlo en todo el mundo y hacer que figure en el centro del futuro programa de desarrollo”.

La decisión del Consejo que condena la destrucción deliberada del patrimonio cultural fortalece el papel de la UNESCO en la defensa de este problema cada vez más acuciante y pide a la Organización que coordine su trabajo con el de otros organismos de la ONU, con el de los Estados Miembros y el de la sociedad civil para lograr una aplicación más eficaz de la legislación internacional sobre la destrucción de patrimonio (véase Conflicto armado y patrimonio, la Resolución 2199 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la campaña #Unite4Heritage). La decisión apoya las iniciativas emprendidas por la Directora General de la UNESCO para dar prioridad a la protección del patrimonio y de la diversidad cultural en situaciones de conflicto y le pide que informe al Consejo en su próxima reunión sobre las consultas con los Estados Miembros relativas a la creación de zonas de protección cultural en torno a sitios patrimoniales importantes.

En lo que respecta a la violencia en la educación, el Consejo Ejecutivo adoptó una decisión que condena todas las formas de violencia relacionadas con el género de los estudiantes y promueve la creación de contextos de aprendizaje que sean a la vez seguros, no violentos e inclusivos. Además, la decisión invita a la Directora General a presentar en la próxima reunión del Consejo una hoja de ruta para combatir la violencia relacionada con el género y subraya las consecuencias negativas de dicha violencia en la salud de los niños, el aprendizaje, la asistencia a las aulas y el abandono escolar.

La UNESCO, la Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas (UNGEI) y el Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo produjeron un documento de política con motivo del Día Internacional de la Mujer que muestra que cada año cerca de 250 millones de alumnos pueden ser objeto de acoso o agresiones de camino a la escuela o una vez dentro de ella.

En lo referido al papel de la educación para prevenir el extremismo violento y combatir todas las formas de intolerancia y discriminación, el Consejo Ejecutivo adoptó una decisión que pide a la UNESCO que refuerce sus programas de educación para la ciudadanía, que capacite a educadores, encargados de la toma decisiones, jóvenes y sociedad civil, lidere el debate mundial y facilite el intercambio de prácticas idóneas en este ámbito. Esta decisión se apoya en el compromiso de la UNESCO de promover una ciudadanía mundial a través de la educación tal y como reflejaron los dos foros organizados en diciembre de 2013 y enero de 2015, la reciente creación de un centro de información al respecto y la inclusión de la Educación para la Ciudadanía Mundial entre los objetivos a ser alcanzados en el programa de desarrollo para después de 2015.

El Consejo Ejecutivo también expresó su preocupación por la seguridad de los periodistas y la libertad de expresión en una decisión que fortalece su papel clave en la puesta en marcha del Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad. La decisión deplora además el creciente número de ataques violentos contra mujeres periodistas, tanto de medios de comunicación tradicionales como de redes sociales. La decisión insta a promover la cooperación entre la UNESCO, otros organismos de la ONU, los Estados Miembros y las organizaciones profesionales para mejorar la seguridad y poner fin a la impunidad de los crímenes que atentan contra profesionales de los medios.

El Consejo, presidido por Mohamed Sameh Amr (Egipto) examinó también el proyecto de Programa y Presupuesto para el bienio 2016-2017. Los Estados Miembros debatieron el futuro presupuesto de la Organización y llegaron a un consenso unánime en torno a un presupuesto de crecimiento nominal cero que tome en consideración las actuales dificultades financieras de la Organización. El Consejo aprobó también una nueva política de evaluación para los próximos cuatro años.

El Consejo Ejecutivo acordó igualmente continuar los esfuerzos de reforma, de manera que la Organización pueda responder a los Estados Miembros de manera más eficaz. A invitación del Presidente, dos invitados especiales tomaron la palabra durante la reunión. Michaëlle Jean, Secretaria General de la Francofonía, pidió que se refuerce el multilateralismo y se defiendan los valores comunes de dignidad humana y respeto mutuo. Por su parte, Abulfas Garayev, ministro de Cultura y Turismo de Azerbaiyán, presentó a los delegados el 3er Foro Mundial de Diálogo Intercultural, que se celebrará en Bakú en mayo próximo.

En su discurso de cierre, el presidente del Consejo felicitó a los delegados por el consenso alcanzado respecto al proyecto de programa y presupuesto presentado por la Directora General y afirmó que en la reunión se habían alcanzado “logros sólidos y tomado importantes decisiones”. “Debemos mostrar al mundo que en el siglo XXI la UNESCO es más relevante que nunca”, dijo el presidente, y debe ocupar “el lugar que le corresponde en el programa de desarrollo para después de 2015”.

Las decisiones que acaban de adoptarse se publicarán próximamente en la página web del Consejo Ejecutivo.