Conferencia sobre la financiación para el desarrollo: la colaboración requiere adhesión

La tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo se inauguró el 13 de julio en Addis Abeba con firmes llamamientos a incrementar la inversión y revitalizar las colaboraciones para poder afrontar con garantías la consecución de la agenda para el desarrollo después de 2015.

La Directora General de la UNESCO, que intervino en la primera de las mesas redondas organizadas en torno al tema “La alianza mundial y las tres dimensiones del desarrollo sostenible”, manifestó que “solo podemos conseguir resultados con la adhesión de los Estados Miembros. No se trata solo de acceder a nuevas fuentes de financiación, sino de cómo las alianzas pueden ayudarnos a mejorar la calidad y la eficacia de la inversión”.

La Directora General afirmó que las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas deben desempeñar una función clave a la hora de ayudar a los Estados Miembros a aplicar la agenda para el desarrollo después de 2015. Según señaló, “los Estados Miembros están solicitando un mayor apoyo previo para el desarrollo de capacidades, la mejora de la recopilación y el análisis de datos, la definición de criterios y la coordinación de la labor normativa; todos ellos son factores decisivos para la rendición de cuentas y para la ejecución efectiva de la agenda para el desarrollo después de 2015”. Asimismo, la Directora General puso de relieve la declaración interinstitucional de las Naciones Unidas sobre la creación de un mecanismo de facilitación de la tecnología, hecha pública durante un acto paralelo dedicado a la ciencia, la tecnología y la innovación. En este sentido, añadió, “es muy importante que salgamos de nuestros compartimentos y vinculemos entre sí los distintos objetivos de desarrollo sostenible. Esta es la principal aportación al debate que pueden hacer los organismos especializados”.

La Conferencia fue inaugurada por el Secretario General de las Naciones Undias, Ban Ki-moon, y el Primer Ministro de Etiopía, Hailemariam Desalegn. Intervinieron también el Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Presidente del Banco Mundial, la Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional y el Director General de la Organización Mundial del Comercio.