La ciencia, factor esencial para el acuerdo de París sobre el clima y el desarrollo sostenible, afirma la Junta de Asesoramiento Científico de las Naciones Unidas

news_sab_02.jpg

© UNESCO

Justo después de las negociaciones sobre el cambio climático que acaban de tener lugar en París, la Junta de Asesoramiento Científico del Secretario General de las Naciones Unidas centró su atención en el pleno aprovechamiento del potencial de la ciencia y el conocimiento, comprendidas las ciencias sociales y los conocimientos locales e indígenas, para cumplir cabalmente el acuerdo de París sobre el clima y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En su cuarta reunión organizada por la UNESCO y acogida por la Federación de Rusia en San Petersburgo, la Junta finalizó los resultados de su estudio Delphi sobre los principales desafíos para el futuro de la humanidad y una nota de orientación sobre la revolución de la información. Además, la Junta preparará futuras notas sobre la evaluación del riesgo de cambio climático y la función de la ciencia en el logro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La Junta acogió con beneplácito el acuerdo vinculante sobre el clima aprobado en París, que constituye un firme compromiso de la comunidad internacional con miras a un futuro sostenible, e instó a que se invierta en ciencia para permanecer muy por debajo del umbral de los 2°C y se evalúe el riesgo posible de rebasarlo. Esta inversión deberá prestar apoyo a la investigación y contribuir a que la ciencia se plasme en acción en favor de la sociedad.

El debate destacó los estrechos nexos entre la atenuación del cambio climático, la salud, la seguridad alimentaria y otros aspectos del desarrollo sostenible, demostrando que deben tratarse conjuntamente. “En mi opinión, constituyen la misma agenda”, explicó la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, refiriéndose al acuerdo de la COP 21 y la agenda 2030. “Una agenda en pro de los derechos humanos y la dignidad, la erradicación de la pobreza y la sostenibilidad. La ciencia es esencial para impulsarla”.

En este contexto, es necesario unir los puntos entre investigación e innovación a fin de que la ciencia redunde en beneficio de la sociedad. La diferencia entre las dos no es fácilmente visible. Los sistemas científicos, locales y de conocimientos indígenas deben también aprender unos de otros a fin de crear nuevos conocimientos y concebir soluciones apropiadas para los distintos contextos. La Junta reconoció asimismo la importancia de los conocimientos locales e indígenas y de la diversidad cultural como fuentes e impulsores del desarrollo sostenible.

La función esencial de la Junta es prestar asesoramiento sobre ciencia, tecnología e innovación para el desarrollo sostenible al Secretario General y al sistema de las Naciones Unidas. Acogida por la UNESCO, la Junta reúne la capacidad colectiva de todos los ámbitos científicos pertinentes, teniendo debidamente en cuenta las dimensiones sociales y éticas del desarrollo sostenible.

En su próxima reunión, que tendrá lugar en Trieste (Italia) los días 24 y 25 de mayo de 2016, la Junta preparará un informe recapitulativo para el Secretario General de las Naciones Unidas.

Enlaces útiles:

·        Data Revolution for Better Lives for All (pdf): http://en.unesco.org/un-sab/sites/un-sab/files/SAB_4_INF_6_Data_Revolution.pdf
Nota de orientación

·        Results of a Delphi Study on the Top Challenges for the Future of Humanity and the Planet to be brought to the attention of the Secretary-General (pdf): http://en.unesco.org/un-sab/sites/un-sab/files/SAB_4_INF_7_Dephi_Study.pdf

·        Junta de Asesoramiento Científico del Secretario General de las Naciones Unidas: http://en.unesco.org/un-sab/

·        Miembros de la Junta: http://en.unesco.org/un-sab/members

·        Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, a su Junta de Asesoramiento Científico (video) https://youtu.be/v0XcgeeEMVw