Sobre Nosotros

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM)

¿Qué?

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM, antes conocido como Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo), es un informe anual independiente, acreditado y de base empírica que publica la UNESCO. Su cometido consiste en supervisar el progreso en la consecución de las metas educativas en el marco de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).  Los contenidos y la calidad del Informe GEM corren a cargo de un equipo de expertos coordinado por el Director de la publicación.

El Informe GEM es una referencia acreditada para examinar y promover el seguimiento y la evaluación de la labor educativa. Con 12 números publicados desde 2002, el Informe ha acumulado una amplia experiencia en el seguimiento y análisis de políticas y una reputación mundial de excelencia, mediante el tratamiento de temas que abarcan la desigualdad, el género y la enseñanza, el aprendizaje en situaciones de conflicto, la alfabetización y la atención y educación de la primera infancia.

¿Por qué?

El movimiento encaminado a garantizar un futuro sostenible al planeta ha establecido una ambiciosa visión universal de desarrollo, que comprende un objetivo de educación con 10 metas específicas.  El Informe GEM mide el progreso realizado, analiza la eficacia de las políticas en relación con los objetivos, y extrae conclusiones y recomendaciones de base empírica para que los encargados de formular políticas y otros interesados puedan usarlas en su trabajo. El Informe sirve como una valiosa herramienta de referencia mundial y promoción del diálogo fundamentado y el fomento de la conciencia pública de la función esencial que desempeña la educación en la consecución del desarrollo sostenible y los retos en lo tocante a lograr un aprendizaje de calidad, equitativo e integrador para todos de aquí a 2030.    

¿Cómo?

El Informe GEM utiliza los últimos datos y pruebas disponibles y encarga investigaciones de gran alcance a los principales expertos del mundo entero.  El Informe se presenta en más de 50 países, recibe una importante cobertura de prensa y concita la atención de publicaciones especializadas y redes sociales. Junto con el Informe GEM se elaboran numerosas publicaciones y herramientas de Internet  para facilitar a los interesados –por ejemplo, docentes, encargados de formular políticas, jóvenes, organizaciones de la sociedad civil y donantes- el aprovechamiento de sus investigaciones. El equipo encargado del Informe GEM ha elaborado además la Base de Datos Mundial sobre la Desigualdad en la Educación (WIDE) para llamar la atención hacia los altos niveles de desigualdad en la educación entre los países y entre los grupos dentro de los países, con el fin de contribuir a la formulación de políticas y al debate público.

¿Quién?

El Informe GEM influye en los encargados de formular políticas en los planos nacional, regional e internacional en materia de educación y finanzas, así como en planificadores, analistas de políticas, entidades de ayuda, fundaciones, organismos de las Naciones Unidas, ONG, docentes, expertos, investigadores, estudiantes y medios de comunicación.

El futuro

El mandato que recibió el equipo encargado del Informe GEM de dar seguimiento a la educación en el mundo en el marco de la iniciativa Educación para Todos y los Objetivos de Desarrollo del Milenio ha sido renovado para que desempeñe las mismas funciones en el marco de los ODS. Pertrechado con este nuevo mandato, el equipo inicia a partir de 2016 una nueva serie de informes de seguimiento de la educación a escala internacional. Estas publicaciones analizarán las tendencias mundiales en la materia y promoverán políticas y prácticas educativas eficaces en el próximo decenio e incluso después de ese periodo. Aprovechando un modelo más que probado y una amplia experiencia, el equipo encargado del Informe GEM se encuentra en una posición privilegiada para mantener informada a la comunidad internacional acerca de los avances y problemas en la consecución de los objetivos y prioridades educativas de aquí a 2030. 

El primer informe de esta nueva serie, que se publicará en el otoño de 2016, definirá la función de la educación en la agenda de desarrollo sostenible para después de 2015 y elaborará un marco de seguimiento para los objetivos de educación acordados en la esfera internacional. La Junta Asesora del Informe ya confirmó que el tema del Informe GEM 2017 será la cuestión vital de la rendición de cuentas.

Financiación

El equipo encargado del Informe GEM agradece el aporte de todos los contribuyentes recientes, entre otros los gobiernos de Australia, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, los Países Bajos, Noruega, Suecia, Suiza y el Reino Unido; las Fundaciones Hewlett, MasterCard y Open Society, el UNICEF y la UNESCO.  

Historia del Informe

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (el Informe GEM) empezará a publicarse en 2016. Antes denominado Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo, este documento ha sido el instrumento principal de evaluación de los progresos logrados en el mundo en la consecución de las seis metas de Educación para Todos (EPT), que se acordaron en el Foro Mundial sobre la Educación, celebrado en Dakar en 2000.

Aunque se realizaron importantes avances en pos de las metas de la EPT, éstas no se alcanzaron en el plazo fijado para 2015. En septiembre de 2015, en la Cumbre de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible que se celebró en Nueva York, los Estados Miembros aprobaron oficialmente la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030. Este programa comprende un nuevo objetivo de educación mundial (ODS4) para “garantizar la educación inclusiva y equitativa de calidad y promover las oportunidades de aprendizaje para todos, a lo largo de toda la vida” – con siete metas y tres medios de ejecución. Este objetivo se elaboró mediante un intenso proceso consultivo coordinado por los Estados Miembros, pero con amplia participación de la sociedad civil, los docentes, los sindicatos, las entidades bilaterales, las organizaciones regionales e internacionales, el sector privado, las fundaciones y los institutos de investigación.  

En conjunción con el Marco de Desarrollo Sostenible, se formuló la Declaración de Incheon, que fue aprobada por casi 1600 participantes en el Foro Mundial de Educación, que tuvo lugar en Incheon (República de Corea), en mayo de 2015. La Declaración representa el sólido compromiso de los países y de los educadores del mundo con una agenda única y universal de educación. El Marco de Acción Educación 2030, que aprobaron en noviembre de 2015 unos 180 Estados Miembros de la UNESCO, expone la manera de traducir los compromisos mundiales en materia de educación a medidas de políticas y prácticas en los planos nacional, regional y mundial.

Preguntas frecuentes

El objetivo del Informe es aportar elementos a las políticas de educación en las esferas nacional, regional e internacional a fin de influir en ellas, en los ámbitos de la financiación y la ayuda, mediante el examen acreditado y de base empírica del progreso y un análisis equilibrado de los problemas más importantes que afrontan los países y otras partes interesadas. La publicación examina cuidadosamente los detalles de un ambicioso programa de reforma educativa. Los encargados de la adopción de decisiones, -ministros, responsables políticos, parlamentarios y planificadores de la enseñanza- constituyen su público destinatario de primera instancia.

Otro grupo de destinatarios de crucial importancia es el que forman las asociaciones de la sociedad civil, entre ellas las agrupaciones de docentes, las ONG, los investigadores universitarios, las redes juveniles y los medios de comunicación. Al fomentar la comprensión de las cuestiones relativas a la educación, el Informe propicia el debate, el intercambio de conocimientos y la promoción.

Este nuevo informe sobre la educación en el mundo no es obra de un solo organismo de las Naciones Unidas, sino que es el resultado de un proceso colectivo de discusión, debate, creación de consensos e iniciativas conjuntas. Por esa razón, el Informe no representa las opiniones de una organización o un grupo de países. Se trata de un proyecto internacional que da seguimiento a las actividades de los gobiernos, las comunidades, la sociedad civil, los donantes bilaterales y las organizaciones internacionales, con miras a la consecución del objetivo de educación de aquí a 2030.

La Junta Asesora del Informe GEM, que refleja este espíritu de colaboración, se reúne cada año y está compuesta por representantes de todos los grupos destinatarios y de diversas regiones del mundo.

El Informe se ha financiado gracias al generoso apoyo de donantes bilaterales y multilaterales, entre otros la UNESCO, el UNICEF,  Australia, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, los Países Bajos, Noruega, Suecia, Suiza y el Reino Unido; y fundaciones privadas tales como Hewlett, MasterCard y Open Society.  

Un equipo internacional de investigadores y analistas de políticas basado en la Sede de la UNESCO en París (Francia) aprovecha una amplia gama de competencias para elaborar el Informe. El equipo resume estudios especializados y documentos de referencia preparados por investigadores e instituciones del mundo entero.

La Junta Asesora del Informe congrega a especialistas y profesionales de diversas regiones y proporciona orientación sobre el tema especial seleccionado para cada número de la publicación.

Desde 2005, se realizan también consultas por medio de Internet, a fin de ampliar el ámbito y el contenido de cada número del Informe.

La fuente primordial de datos es el Instituto de Estadística de la UNESCO (IEU), que proporciona una amplia gama de informaciones al respecto, entre las que figuran las relativas a los estudiantes, los docentes, los avances logrados por las escuelas, la alfabetización de adultos y los gastos del sector de la educación. El IEU, que tiene su sede en Montreal (Canadá), recopila datos administrativos relacionados con la educación de más de 190 gobiernos nacionales.   

El Informe GEM compila también datos procedentes de encuestas en los hogares (por ejemplo, las encuestas sobre población y salud, y la Multiple Indicator Cluster Survey [Encuesta a base de indicadores múltiples], así como una amplia gama de evaluaciones pedagógicas de ámbito nacional, regional e internacional.

El Informe GEM publica datos de comprobada calidad, de modo que las estadísticas sean comparables entre los países, mediante el uso de la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE). Sin embargo, no todos los países usan los mismos sistemas de clasificación, lo que a veces genera discrepancias entre las cifras nacionales y las que publica el IEU a escala internacional.

Las diferencias también pueden proceder de divergencias en los cálculos demográficos nacionales: para calcular algunos indicadores, el IEU emplea estimados de la División de Población de las Naciones Unidas. A veces, estos cálculos difieren de las cifras de población que publican las unidades de estadística de los países. 

En términos más generales, el proceso de control de calidad entraña un desfase temporal entre la recopilación (y, a veces, la publicación) de datos por los gobiernos nacionales y su utilización por el IEU como parte de este y otros informes.

Las presentaciones internacionales, regionales y nacionales que se celebran a lo largo del año en todas las regiones del mundo generan una amplia cobertura de prensa y gran interés local. Además de estos actos, las presentaciones van cada vez más acompañadas de seminarios sobre políticas orientados a lograr que los encargados de adoptar decisiones y los miembros del Parlamento participen en debates sobre los principales mensajes y recomendaciones del Informe. Las conclusiones del Informe también se difunden en reuniones ministeriales, conferencias académicas internacionales, cursos de capacitación de pedagogos y seminarios en los que participan representantes de los gobiernos, donantes, ONG, investigadores y docentes. Asimismo, se difunden a través de los medios de comunicación y las redes sociales.  

Los resúmenes del Informe están disponibles en las seis lenguas oficiales de las Naciones Unidas (inglés, francés, español, árabe, chino y ruso), así como en muchas otras (incluso en bengalí, bahasa indonesia, alemán, hindi, japonés, khmer, portugués, tailandés y vietnamita). El Informe íntegro también está disponible en las lenguas oficiales de las Naciones Unidas. Todas las versiones, junto con los documentos de referencia y las estadísticas, pueden consultarse en este sitio web