Gobernanza

Todos los países que han ratificado la Convención se denominan "Partes" y juntos forman "la Conferencia de las Partes". Veinticuatro representantes de todas las regiones del mundo son elegidos para integrar un órgano ejecutivo llamado "Comité Intergubernamental". Conjuntamente, representan los "Órganos rectores" de la Convención. A ambos se les atribuyen mandatos importantes para evaluar y monitorear la implementación de la Convención, y actuar como un foro político clave sobre el futuro de la política cultural y la cooperación internacional. La UNESCO gestiona la Secretaría de la Convención y es responsable de establecer e implementar la agenda de los órganos rectores. Una de sus funciones estratégicas es recibir y examinar informes periódicos cuatrienales, presentados cada cuatro años por las Partes para evaluar el progreso y los logros en la puesta en marcha de la Convención, así como para preparar y aprobar orientaciones prácticas. Las organizaciones de la sociedad civil, como observadores, pueden desempeñar un papel clave en los debates que configuran las decisiones adoptadas por los órganos rectores.

Una de las funciones estatutarias de la Secretaría de la Convención es supervisar la aplicación de la Recomendación relativa a la Condición del Artista de 1980. Al reconocer el papel central de los artistas en la creación y promoción de diversas expresiones culturales, la Convención de 2005 proporciona un marco para la implementación y el seguimiento de la Recomendación. Con este fin, la Secretaría realiza consultas mundiales periódicas con los Estados Miembros y las ONG para recopilar información y datos sobre cómo han aplicado la Recomendación de 1980 e identificar los desafíos persistentes.