UNESCO 70th anniversary logo 70th UNESCO Anniversary

Del pasado al futuro

Del pasado...

La UNESCO se fundó en 1945 para desarrollar “la solidaridad mundial e intelectual de la humanidad” y con el fin de construir una paz duradera. Esa labor pionera ha contribuido a cambiar la manera en que las personas se comprenden unas otras en nuestro planeta.

En sus primeros años, la UNESCO ayudó a reconstruir escuelas, bibliotecas y museos que habían sido destruidos en la Segunda Guerra Mundial, y sirvió como foro de intercambio de ideas y conocimientos científicos.

En los años 1950 y 1970, con el ingreso de países recién independizados, la UNESCO centró su atención en brindar acceso a la educación a todos los niños y niñas y vencer el analfabetismo, dos metas que todavía hoy constituyen grandes desafíos.

La UNESCO lideró el movimiento para proteger el medio ambiente y alertó sobre la pérdida de biodiversidad en el planeta. El programa sobre el Hombre y la Biosfera, creado en 1971, buscó reconciliar el uso y la conservación de los recursos naturales, dando así el primer paso hacia el desarrollo sostenible.

En los años 1960, la campaña de salvamento de los templos de Nubia, en Egipto y Sudán, que hubo que desplazar para construir la presa de Asuán, transformó la manera de proteger el patrimonio cultural y sirvió como fuente de inspiración para crear el programa del Patrimonio Mundial, dedicado a la salvaguardia de sitios de valor universal excepcional. Este programa sentó las bases para la futura acción de la UNESCO encaminada a salvaguardar el patrimonio en otras dimensiones –material, inmaterial y documental–, y a promover una diversidad cultural respetuosa de los Derechos Humanos.

Mediante el fomento de las emisoras de radio y centros multimedia comunitarios, de la formación de periodistas y de la colaboración con los gobiernos para diseñar leyes de medios o desarrollar servicios de banda ancha para todos, la UNESCO ha impulsado la libertad de expresión, el derecho de los ciudadanos a la información y contribuido a fundar las sociedades del conocimiento del mañana.

Read more.

... al futuro

La UNESCO tiene la firme convicción de que en tiempos de inmensos cambios sociales, debemos invertir en recursos renovables: la educación, la diversidad cultural, la investigación científica y el inagotable ingenio humano, harán realidad el desarrollo, esencial para un futuro justo y sostenible.

Millones de niñas y niños siguen sin tener acceso a la enseñanza. El analfabetismo impide a cientos de millones de mujeres y hombres participar plenamente en sus sociedades. El desempleo juvenil es también un desafío a escala mundial. La educación continúa siendo la prioridad número uno del nuevo programa de desarrollo que está desarrollando la comunidad internacional. La UNESCO aboga por el aprendizaje de calidad a lo largo de toda la vida y está movilizando a los gobiernos y a muchos otros socios para conseguir que este objetivo figure en el nuevo programa.

El cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la creciente demanda de recursos naturales exigen más ciencia y más científicos, para aumentar la capacidad de observación y comprensión de nuestro planeta. Los programas de la UNESCO sobre el océano, el agua dulce, el conocimiento científico y las ciencias sociales pueden aportar muchas respuestas.

La cultura, fuente de diálogo, cohesión social, crecimiento económico y creatividad, permanece en el centro de la misión de la UNESCO. La UNESCO tiene la certeza de que la cultura debe ser una prioridad en la agenda de desarrollo para después de 2015, un desarrollo que debe centrarse en el respeto de los derechos humanos, la gobernanza y el estado de derecho.

En este contexto, es fundamental la libertad de expresión, el impulso de las tecnologías de la información y la comunicación y la construcción de sociedades del conocimiento. Acciones todas que la UNESCO continuará impulsando para cerrar brechas.

 

Next slide

Empezando con un homenaje a Nelson Mandela, el 31 de octubre de 2014, y acabando con una nueva edición del Foro de Líderes el 16 de noviembre de 2015, la UNESCO celebra sus 70 años de existencia con toda una serie de actos en todo el mundo. Descubra aquí los eventos pasados, presentes y futuros y únase a la celebración del aniversario de la UNESCO.

Haga clic aquí para ver la lista completa de eventos (disponible en inglés y francés)

  • Foro de líderes

    16 noviembre 2015

    Dónde: 
    UNESCO Headquarters
    Paris
    Francia

    El 16 de noviembre de 2015, la UNESCO celebrará el 70º aniversario de la adopción de su Constitución.

    Para marcar este evento, la Organización prepara el Foro de Líderes de la Conferencia General del 16 al 17 de noviembre de 2015, para coincidir con esta celebración histórica.

    Este encuentro de alto nivel estará reservado a los discursos de los Jefes de Estado y Gobierno de los Estados Miembro, invitados a compartir su forma de ver la UNESCO y el lugar de la Organización en la actual escena internacional multilateral y en el futuro en un momento en que se celebran sus 70 años de acción y cuando la comunidad internacional se moviliza para adoptar la nueva agenda y objetivos del desarrollo sostenible.

    El tema principal del Foro de Líderes será la celebración del 70º aniversario de la UNESCO. Por este motivo el formato del Foro cambiará respecto a ediciones anteriores y no formará parte del segmento de debate de política general, que tendrá lugar, como es costumbre, durante la primera semana de la Conferencia General. Los debates del Foro de Líderes formarán parte de los trabajos oficiales de la Conferencia.

    Calendario:

    Los discursos de los Jefes de Estado y de Gobierno de los Estados Miembro empezarán en la mañana del lunes 16 de noviembre y continuarán durante la sesión de la tarde del mismo día así como durante las sesiones de mañana y tarde del martes 17, dependiendo del número Jefes de Estado y Gobierno que participen.

    En la noche del lunes 16, los participantes están invitados a una actuación de la Orquesta Mundial para la Paz en la Sala I que será seguida por un discurso de la Directora General  y de tres antiguos Directores Generales de la UNESCO.

    Tras la actuación musical en la Sala I, los participantes están invitados a una proyección multimedia sobre la fachada de la UNESCO. Este espectáculo destacará los eventos más importantes que han marcado la historia de la UNESCO en el marco de su 70º aniversario. 

  • Evento especial: La UNESCO, 70 años al servicio de la dignidad humana

    28 abril 2015

    Dónde: 
    UNESCO Headquarters
    7, Place de Fontenoy
    75007 Paris
    Francia

    Los logros y acciones de la UNESCO en el mundo para construir la paz y el desarrollo sostenible fueron objeto de homenaje durante el evento especial de celebración del 70º aniversario de la Organización que tuvo lugar en la Sede de la UNESCO en París el 28 de abril. El Secretario General de las Naciones Unidas y los Jefes de las demás agencias de la ONU se unieron a la Directora General, Irina Bokova, con motivo de esta ocasión.

    La celebración marcó la creación de la UNESCO como organización de la ONU y sirvió para subrayar los valores principales e ideas forjados por la UNESCO desde 1945 y que siguen guiando su acción hoy en día.

    En su discurso ante un auditorio repleto de gente, Ban Ki-moon rindió tributo a la Organización en tanto que “poderosa fuerza para la paz”, una “campeona de la libertad de expresión” y “ardiente defensora de la educación, la cultura y las ciencias”.

    “En este aniversario, regresemos al Acta constitutiva de la UNESCO”, dijo el Secretario General. “Escuchemos su mensaje de sabiduría, que “la cultura y la educación para la justicia y la paz son indispensables para la dignidad humana y el deber sagrado de todas las naciones”.

    En respuesta a Ban y como bienvenida “al conjunto de la familia de las Naciones Unidas”, Irina Bokova afirmó que el mundo necesita todavía la inspiración y el valor que llevaron a la creación de la UNESCO y que han guiado a la Organización durante las últimas siete décadas.

    “Hoy en día, como se hizo en 1945, nos enfrentamos a una gran gama de desafíos y amenazas”, explicó la Directora General. “Necesitamos la misma audacia que dio lugar a esta Casa hace 70 años.  Tenemos que pensar a lo grande de nuevo. Frente a la violencia y al extremismo violente tenemos que alzar bien alto la bandera de la solidaridad y construir una paz más duradera mediante la educación, el diálogo entre culturas, el entendimiento mutuo basado en el respeto y la dignidad. Frente al cambio climático debemos liberar todo el potencial del ingenio humano, de la creatividad humana. Esta es nuestra fuente de energía renovable e inagotable. Y este es el mandato de la UNESCO”.

    Las celebraciones continuarán el 30 de abril, cuando el Secretario General y Bokova asistirán al concierto de estrellas que tendrá lugar en la Sede de la UNESCO con motivo del Día Internacional del Jazz. Más de dos docenas de artistas y personalidad del mundo del jazz actuarán en un evento que celebrará la música jazz y la diplomacia cultural.

    Los eventos del 28 y el 30 de abril serán retransmitidos en directo en la página web de la UNESCO.

  • Homenaje a Nelson Mandela en la ceremonia de lanzamiento del 70º aniversario de la UNESCO

    31 octubre 2014

    Dónde: 
    UNESCO Headquarters
    125 avenue de Suffren
    75007 Paris
    Francia

    La ceremonia de inicio de las celebraciones del 70º aniversario de la UNESCO se celebró el 31 de octubre en la Sede de la Organización. La velada artístico-musical estuvo marcada por un homenaje a Nelson Mandela rendido por la Directora General, Irina Bokova, y la presencia de numerosas personalidades, entre ellas el presidente de Haití, Michel Martelly.

    La Directora General de la UNESCO describió a Nelson Mandela como “un hombre de envergadura universal que encarnaba nuestra fe en la dignidad humana, nuestra creencia en la capacidad de cada mujer y cada hombre de cambiar la sociedad mediante la tolerancia y la paz”.

    El presidente haitiano Michel Martelly, invitado de honor de la ceremonia, se unió al homenaje a Mandela y declaró: “Hoy, cuando el mundo está profundamente amenazado y los hombres se radicalizan cada vez más, necesitamos otros Mandela que nos ayuden a vencer el extremismo y el fanatismo, porque de otro modo no habrá retorno posible”, declaró.

    Emblema de los ideales de la UNESCO, el ex presidente sudafricano recibió en 1991, junto con su vicepresidente Frederik de Klerk, el premio Houphouët-Boigny de fomento de la paz. También fue uno de los Embajadores de Buena Voluntad de la Organización.

    La UNESCO quiso rendirle homenaje también con varios números artísticos protagonizados por el cantante y músico guineano Mory Kanté, el grupo sudafricano Mahotella Quenns, la cantante camerunesa Sally Nyolo acompañada por David Myriam, artista de Sand Art y el coreógrafo Sam Tschabalala y sus bailarines.

    El ex representante especial del Secretario General de la ONU en Sudáfrica, Lakdar Brahimi, leyó por su parte un fragmento de la autobiografía de Mandela, “El largo camino hacia la libertad”.

    Nacida el 4 de noviembre de 1945 recién terminada la Segunda Guerra Mundial, la UNESCO se fundó con el objetivo de fomentar “la solidaridad intelectual y moral de la humanidad”. De los 20 Estados Miembros que tuvo en su creación, ha pasado a los actuales 195, que hacen de ella una organización universal que combate el analfabetismo, alienta la emancipación femenina, favorece el intercambio científico, promueve la cultura y defiende la libertad de expresión.

    “En 1945, en un mundo devastado física y moralmente, confrontado al imperativo de la reconstrucción, los fundadores de la UNESCO reinventaron los cimientos de la paz, proclamando que ésta debía erigirse en las mentes de los hombres y las mujeres mediante la educación, el diálogo entre las culturas, la cooperación científica y la libertad de expresión”, declaró la Directora General.

    “Hoy, el mundo se enfrenta a desafíos nuevos y considerables a los que debemos responder con el mismo coraje, la misma audacia y la misma visión, puesto que hoy la violencia ataca las escuelas, la diversidad cultural, la libertad y los derechos humanos”, añadió.

    La ceremonia del 31 de octubre inaugura una serie de festejos que se prolongarán hasta noviembre de 2015. Entre las personalidades presentes figuran también Nathi Mthethwa, ministro de Artes y Cultura de Sudáfrica; el profesor y diputado de la Asamblea Nacional de Senegal Iba Der Thiam, en representación de Macky Sall, presidente de Senegal; Mohamed Sameh Amr, presidente del Consejo Ejecutivo de la UNESCO; Hao Ping, presidente de la Conferencia General de la UNESCO, Jean Chabi Orou, embajador de Benin y presidente del Grupo Africano en la UNESCO.

    La ceremonia fue posible gracias al apoyo de la mecenas griega Marianna Vardinoyannis, Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO, y de la Delegación de China en la UNESCO.

    Galería de fotos 

     

Next slide

Participe

Celebre con nosotros: ayude a la UNESCO a marcar 70 años de progresos en educación, ciencia, cultura y comunicación con su propio evento o actividad.

Irina Bokova, Directora General

Tell us about your event Download our logo

Next slide

Timeline

70 días para 70 años

Next slide

Siete historias para siete décadas

Les presentamos una selección de artículos en los que se analizan diferentes aspectos de un área concreta de trabajo de la UNESCO a lo largo de los 70 años de historia de la Organización.

En el Artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos se afirma que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Desde su creación hace 70 años, la UNESCO ha trabajado infatigablemente para defender y promover esta idea fundamental.

En 1949, la UNESCO puso en marcha un importante programa mundial para luchar contra el racismo, creado en colaboración con intelectuales de referencia como Claude Lévi-Strauss, Alva Myrdal, Alfred Métraux y Michel Leiris, entre otros. En la Declaración se proclamó que las teorías sobre la superioridad racial eran científica y moralmente estériles. Ello condujo a una serie de declaraciones similares sobre el racismo, en particular la histórica Declaración sobre la raza y los prejuicios raciales (1978), que abogaban por la ejecución de diversas políticas para combatir el racismo y las desigualdades.

A lo largo de los años, la UNESCO ha recurrido a todos los resortes de su mandato para combatir cualquier forma de racismo. Ya en 1966, la Organización reconoció que el apartheid era un “crimen contra la humanidad”. Nelson Mandela, Embajador de Buena Voluntad de la UNESCO y galardonado con nuestro Premio de Fomento de la Paz Félix Houphouët-Boigny, encarnó la aspiración universal a la libertad que ocupa un lugar central en la misión de la UNESCO.

La UNESCO ha introducido la educación sobre derechos humanos en los programas de estudios a escala mundial, transmitiendo así la historia de las páginas más oscuras del pasado, en particular, la esclavitud, la trata de esclavos, el Holocausto y otros genocidios. En 1994 se creó el proyecto La Ruta del Esclavo para promover el desarrollo de la investigación científica sobre la trata transatlántica de esclavos y profundizar en la comprensión de los fundamentos ideológicos del racismo en el mundo. 

[[{"fid":"235035","view_mode":"file_styles_medium","fields":{"format":"file_styles_medium","field_file_image_alt_text[und][0][value]":"","field_file_image_title_text[und][0][value]":"","field_title[en][0][value]":"","field_copy[en][0][value]":"© UNESCO/D. Yazbek","field_caption[en][0][value]":""},"type":"media","attributes":{"title":"© UNESCO/D. Yazbek","height":"220","width":"214","class":"styles file-styles medium media-element file-file-styles-medium file-file-styles-img-600x800","id":"styles-23-0"}}]]

A raíz de la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, la UNESCO adoptó en 2003 una nueva Estrategia integrada de lucha contra el racismo, la discriminación, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia. Un ejemplo iluminador de esta Estrategia es la Coalición Internacional de Ciudades contra el Racismo, una red de ciudades interesadas en compartir experiencias para mejorar sus políticas en la lucha contra el racismo, la discriminación, la xenofobia y la exclusión. La UNESCO se ha asociado también con clubes deportivos punteros como el FC Barcelona, el Málaga CF y la Juventus CF, para luchar contra la discriminación.

La UNESCO aúna todas sus esferas de competencia para luchar contra la discriminación racial. La educación brinda una vía importante para combatir los estereotipos y luchar contra los prejuicios raciales. Es imprescindible que los colegios enseñen el respeto al prójimo y el aprecio de la rica variedad de las culturas de nuestro mundo mediante el fortalecimiento del conocimiento y la comprensión como bases de un diálogo e interacción mayores.

“La igualdad en dignidad y derechos de todas las personas debe seguir siendo el punto de partida de cualquier acción, así como la medida de su éxito. Requiere un diálogo basado en el respeto y la comprensión de la riqueza que reside en la diversidad. Ello supone tomar en cuenta todas las opiniones e incluir a todas las personas”, ha declarado la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova.

La UNESCO, líder de la lucha mundial contra el racismo desde hace 70 años

La libertad de expresión es la piedra angular de la democracia. La UNESCO tiene el mandato de proteger y promover la libertad de expresión, tanto en Internet como fuera de ella. En su Constitución se exhorta a los Estados Miembros a fomentar el conocimiento y la comprensión mutuos de las naciones mediante “la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen”.

La libertad de expresión es un derecho humano fundamental consagrado por el Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Junto con sus corolarios –la libertad de información y la libertad de prensa—, la libertad de expresión sirve como catalizador de todos los demás derechos. La Organización reconoce que los derechos humanos se aplican por igual en Internet y fuera de ella. Por tanto, la UNESCO tiene el compromiso de examinar las cuestiones de la libertad de expresión y la privacidad, el acceso y la ética en Internet.

La Organización participa desde hace tiempo en cuestiones relacionadas con Internet, en particular en la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información y el Foro para la Gobernanza de Internet. Los periodistas y los profesionales de los medios de comunicación tienen una función esencial en nuestro disfrute del “derecho a saber”. Por tanto, deben poder trabajar en un entorno que les permita informar de manera libre e independiente. La UNESCO presta apoyo a los medios independientes en zonas de conflicto y países en transición para que puedan desempeñar un papel activo en la prevención y la resolución de conflictos y en la transición hacia democracias sólidas.

Para concienciar sobre el rol fundamental que tiene la prensa en la sociedad y sobre la necesidad de garantizar la seguridad de los trabajadores de los medios de comunicación, en 1997 se creó el Premio Mundial de Libertad de Prensa UNESCO-Guillermo Cano. Así llamado en honor del director de periódicos colombiano Guillermo Cano, asesinado en 1986 por la mafia del narcotráfico a la que había valientemente denunciado, con el Premio se reconoce a una persona, organización o institución que haya contribuido de forma sobresaliente a la defensa y la promoción de la libertad de prensa.

La UNESCO promueve activamente la seguridad de los periodistas en la convicción de que tienen derecho a trabajar libres de la amenaza de la violencia para asegurar el derecho a la libertad de opinión y de expresión de todos. La Organización ha liderado el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad (Plan de las Naciones Unidas), que constituye el primer esfuerzo conjunto dentro del sistema de las Naciones Unidas para abordar estas cuestiones mediante un enfoque integral y de participación múltiple. El Plan de las Naciones Unidas constituye actualmente un punto de referencia mundial que ha sido destacado en las resoluciones y políticas de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Consejo de Derechos Humanos y la Unión Europea.

El Plan de las Naciones Unidas se puso en marcha por conducto del Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación (PIDC). El PIDC se dedica a promover la independencia y el pluralismo de los medios de comunicación, y a contribuir al desarrollo sostenible, la democracia y la buena gobernanza, mediante el fortalecimiento de las capacidades de medios libres e independientes, así como el desarrollo de los medios. Desde su creación en 1980, el PIDC ha prestado apoyo a más de 1.700 proyectos para desarrollar medios en unos 140 países.

La libertad de información y de expresión son pilares de una sociedad democrática saludable y del crecimiento social y económico, al permitir la libre circulación de ideas necesaria para la innovación y fortalecer la rendición de cuentas y la transparencia. “El periodismo prospera cuando los medios de comunicación son libres e independientes, cuando los periodistas pueden informar con seguridad, cuando la impunidad es la excepción”, ha declarado la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. 

Libertad de expresión: un derecho humano fundamental sobre el que se sustentan todas las libertades civiles

Hace justo 50 años, en abril de 1965, se creó el Sistema de Alerta contra los Tsunamis en el Pacífico bajo los auspicios de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la UNESCO. Para conmemorar este aniversario y celebrar los numerosos logros del sistema, los días 20 y 21 de abril se organizó un simposio internacional en Honolulú, Hawai (Estados Unidos).

22 de mayo de 1960, 19.11 horas. Un terremoto de magnitud 9,5 en la escala de Richter –el mayor jamás registrado– sacudió el sur de Chile generando un tsunami que barrió más de 4.000 kilómetros de litoral sudamericano. Olas de hasta 25 metros de altura azotaron la costa chilena entre Concepción y las Islas Chiloé, las más cercanas al epicentro.

Quince horas más tarde, el tsunami, que para entonces había recorrido 10.000 kilómetros, golpeó Hawái y posteriormente el Japón y Filipinas. En total, la catástrofe causó más de 2.000 víctimas y provocó daños estimados en unos 24 millones de dólares (casi 200 millones de dólares actuales).

© ITIC - One of the early posters prepared by the International Tsunami Information Centre (ITIC).

La magnitud del desastre puso de manifiesto la necesidad de contar con un sistema de alerta en el Pacífico, donde se produce el 75% de los tsunamis más destructivos del mundo. En 1965 se creó el Grupo Internacional de Coordinación del Sistema de Alerta contra los Tsunamis en el Pacífico*, bajo el liderazgo de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la UNESCO.

En aquel momento se creó también el Centro de Alerta contra los Tsunamis en el Pacífico, que constituye el centro neurálgico y operativo del sistema. Con sede en Hawái, está dirigido por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de los Estados Unidos de América y coopera con el Centro de Asesoramiento sobre los Tsunamis del Pacífico Noroccidental, con sede en el Japón. Su misión consiste en evaluar el riesgo sísmico y alertar a los países que se puedan ver afectados por un posible tsunami posterior.

La conferencia internacional de Honolulú, organizada conjuntamente por la NOAA, la COI y la Unión Internacional de Geodesia y Geofísica (IUGG), repasará la historia de este programa científico ejemplar.
Cincuenta años después de su creación, el Grupo Intergubernamental de Coordinación cuenta con 46 Estados miembros** y el sistema ha evolucionado: además de ser un mecanismo de emisión de alertas, realiza también labores de prevención de pérdidas, preparación de las poblaciones para responder a la amenaza de un tsunami y transferencia de tecnología.

© DIPECHO-ACSUR - Tsunami Education and awareness activities, Nicaragua.

El Sistema de Alerta contra los Tsunamis en el Pacífico tiene acceso directo a más de 150 estaciones sísmicas de todo el mundo, que informan de cualquier terremoto de magnitud igual o superior a 5,5. El sistema también recibe información de mareógrafos y medidores de tsunamis instalados a lo largo del Pacífico, que verifican si se ha generado un tsunami y estiman su magnitud. Estos medidores permiten evaluar con mayor precisión el riesgo de tsunami, por lo que las alertas pueden emitirse en el transcurso de los 5 a 10 minutos posteriores a un terremoto.

El del Pacífico ha sido utilizado como modelo para otros tres sistemas, creados tras el devastador tsunami registrado en diciembre de 2004, a fin de proteger a las regiones más expuestas: el océano Índico, el Caribe, el Atlántico Nororiental y el Mediterráneo.
Aunque el éxito es incontestable, el sistema adolece aún de algunas deficiencias. “Llegar hasta el final” sigue siendo un gran desafío, ya que aunque el sistema puede alertar rápidamente a las autoridades nacionales, el mensaje también debe transmitirse a las poblaciones costeras más vulnerables para que sean capaces de reaccionar a los pocos minutos de producirse un terremoto.

La financiación es también un tema importante: el mantenimiento del dispositivo tiene un coste (estimado entre 50 y 80 millones de dólares al año) que, por otra parte, es también el precio que hay que pagar para salvar vidas y limitar los daños causados por los tsunamis.
____________________

* Rebautizado en 2005 con el nombre de Grupo Intergubernamental de Coordinación del Sistema de Alerta contra los Tsunamis y Atenuación de sus Efectos en el Pacífico.

** Australia, Brunei Darussalam, Camboya, Canadá, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos de América, Federación de Rusia, Fiji, Filipinas, Francia, Guatemala, Honduras, Indonesia, Islas Cook, Islas Marshall, Islas Salomón, Japón, Kiribati, Malasia, México, Micronesia (Estados Federados de), Nicaragua, Nueva Zelandia, Palau, Panamá, Papua Nueva Guinea, Perú, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Samoa, Singapur, Tailandia, Timor-Leste, Tokelau, Tonga, Tuvalu, Vanuatu, Viet Nam.

50 años alertando contra los tsunamis en el Pacífico

El preámbulo de la Constitución de la UNESCO proclama que “puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”. La creación de la UNESCO en 1945 obedeció a la firme convicción de las naciones, forjada por dos guerras mundiales en menos de una generación, de que los acuerdos políticos y económicos no bastan para construir una paz duradera. La paz debe establecerse sobre la base de la moral de la humanidad y la solidaridad intelectual.

El aumento de desafíos mundiales como la desigualdad, la exclusión, la violencia o el sectarismo ha generado una previsible intolerancia social que distancia a los seres humanos. La labor de la UNESCO para cumplir cada día con su misión humanista fundamental, consistente en acompañar a los pueblos en el conocimiento mutuo y el trabajo conjunto para crear una paz duradera, ha pasado a ser un eje central de la construcción de un mundo más seguro para la diversidad y las generaciones futuras. Ya sea a través de la educación, las ciencias, la cultura o la comunicación y la información, la promoción de la paz está presente en todas las esferas de competencia de la Organización.

Fue en 1989, en el Congreso Internacional de la UNESCO sobre la Paz en la Mente de los Hombres celebrado en Yamusukro (Côte d’Ivoire), cuando se acuñó el concepto de “cultura de paz”. En aquella ocasión, la UNESCO adoptó una visión según la cual la paz es mucho más que el final de un conflicto armado.

Mediante el aprendizaje y el entendimiento, las personas desarrollan las competencias interculturales necesarias para entender la riqueza que implica un mundo diverso, generando así las herramientas para la construcción constante de una paz duradera. Con ello mejora su disposición para apreciar la diversidad, en lugar de rechazarla, así como para gestionar los conflictos de acuerdo con los valores del pluralismo y el entendimiento mutuo.

Teniendo presente este objetivo, la UNESCO ha desarrollado de forma constante programas cuyo propósito es educar en la diversidad y la comprensión de lo desconocido pero también capacitar a la sociedad para trabajar conjuntamente y promover el saludable ejercicio de la cooperación.

Tras el Congreso de Yamusukro, la UNESCO instituyó en 1989 el Premio de Fomento de la Paz Félix Houphouët-Boigny, con el que se pretende rendir homenaje a las personas vivas, instituciones u organismos públicos o privados en actividad que hayan contribuido significativamente al fomento, la búsqueda, la salvaguardia o el mantenimiento de la paz. Los primeros galardonados fueron Nelson Mandela, a la sazón Presidente del Congreso Nacional Africano y futuro Embajador de Buena Voluntad de la UNESCO, y Frederik W. de Klerk, Presidente de la República de Sudáfrica. Ambos fueron condecorados en 1991 por su contribución a la paz internacional y en reconocimiento a su labor para educar a su pueblo en el entendimiento y la superación de los prejuicios, un logro que muchos habrían considerado imposible de alcanzar apenas unos años antes. Dos años después, ambos dirigentes compartieron el Premio Nobel de la Paz, un símbolo claro del papel pionero de la UNESCO. De hecho, muchos de los antiguos galardonados ganaron después el prestigioso Premio Nobel.

Tras liderar el Decenio Internacional de una cultura de paz y no violencia para los niños del mundo (2001-2010), la UNESCO sigue desempeñando un importante papel en el Decenio internacional de acercamiento de las culturas (2013-2022), centrado en el diálogo intercultural e interreligioso. Se trata de una excelente oportunidad para aunar esfuerzos y construir entre todos una verdadera “cultura de paz”.

En señal de unidad y para contrarrestar la destrucción del patrimonio cultural y la persecución de las minorías, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, lanzó en marzo de 2015 la campaña #Unite4Heritage (“Unidos para el patrimonio”) que aspira a utilizar el poder de las redes sociales para crear junto a los jóvenes un movimiento mundial que los ayude a alzar sus voces y actuar para salvaguardar el patrimonio amenazado, que debe ser protegido como fuente de entendimiento mutuo.

La educación es vital para lograr la aceptación y el respeto hacia todos sin importar el color de la piel, el género o la identidad nacional, étnica o religiosa, ya que permite sobre todo llegar a niños y jóvenes durante sus años de formación por conducto de la educación formal. Así pues, en 2012 se puso en marcha el proyecto conjunto de la UNESCO, los Estados Unidos y el Brasil denominado “Enseñar a respetar a todos”, con el objetivo de diseñar un marco curricular orientado a la lucha contra el racismo y el fomento de la tolerancia, que los países pueden adaptar a sus respectivos contextos y necesidades.

En septiembre de 2014, el concepto de cultura de paz volvió a sus orígenes en el corazón de África. La UNESCO y Côte d’Ivoire celebraron el nacimiento del concepto, que tuvo lugar en Yamusukro 25 años atrás y que ha cambiado la forma de entender la paz. Este evento tenía el doble objetivo de medir los avances realizados desde 1989 y explorar vías futuras. En esta línea, está previsto que la UNESCO y el gobierno de la República de Angola organicen conjuntamente, en septiembre de 2015, un foro panafricano bienal para una cultura de paz en África titulado “Bienal de Luanda”.

“La paz va más allá de la ausencia de guerras: consiste en vivir juntos con nuestras diferencias –de sexo, raza, lengua, religión o cultura– fomentando el respeto universal por la justicia y los derechos humanos sobre los que se sustenta esa coexistencia”, ha declarado la Directora General de la UNESCO.

***
La paz es esencialmente el respeto de la vida.
La paz es el bien más preciado de la humanidad.
La paz no es solo el término de los conflictos armados.
La paz es un comportamiento.
La paz es una adhesión profunda del ser humano a los principios de libertad, justicia, igualdad y solidaridad entre todos los seres humanos.
La paz es también una asociación armoniosa entre la humanidad y el medio ambiente.
Hoy en día, en vísperas del siglo XXI, la paz está a nuestro alcance.
Declaración de Yamusukro

UNESCO: construir la paz en la mente de los hombres y las mujeres

El “patrimonio mundial” es una idea sencilla, pero revolucionaria: la de que el mundo alberga un patrimonio cultural y natural de valor universal que debe ser protegido conjuntamente por la humanidad como su legado indivisible.

Salvar los templos de Egipto y desmantelar, piedra a piedra, el templo de Abu Simbel a principios de la década de los sesenta fue un primer paso para el reconocimiento de esta idea. La UNESCO puso en marcha una campaña internacional para salvar los monumentos de Nubia de la crecida de las aguas del lago Nasser. La construcción de la Presa Alta de Asuán en Egipto despertó una atención internacional sin precedentes respecto a la protección del patrimonio cultural. Por entonces, muchas personas creyeron que tenían que elegir entre la cultura y el desarrollo, entre florecientes cosechas y las huellas de una historia gloriosa. La UNESCO ha demostrado que podemos tener ambas cosas.

En 1965, el Honorable Russell E. Train colideró un movimiento en pro de la elaboración de una convención internacional que protegiera el patrimonio tanto cultural como natural, que se plasmó en la Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Entendió la importancia del patrimonio como un baluarte contra los extremismos, como una fuerza para consolidar lo que él mismo llamó “un sentimiento de parentesco entre los seres humanos como parte de una comunidad única y global”.

La UNESCO reconoce los sitios naturales y culturales con un valor universal excepcional y los protege en beneficio de todos. Como base del diálogo y el entendimiento mutuo, la salvaguardia de nuestro patrimonio común constituye una responsabilidad compartida que requiere la colaboración de todos los Estados Partes, junto con la sociedad civil, las comunidades locales y el sector privado. Por ejemplo, científicos de la Universidad Nicolaus Copernicus de Toruń, en Polonia, dirigen un proyecto para preservar las estatuas de la Isla de Pascua en Chile.

Hoy en día, la Convención ha alcanzado un carácter casi universal, con más de 1.000 sitios registrados. La unión de todos esos puntos dibuja un nuevo mapa del mundo, un mapa para la paz y el diálogo. “Actualmente, el mayor desafío al que nos enfrentamos ya no es solo salvar templos, sino dar respuesta a las presiones generadas por el cambio climático, la urbanización acelerada, el turismo de masas, el desarrollo económico y los desastres naturales, y también, en algunos casos, a la falta de fondos y capacidades apropiadas para preservar el patrimonio cultural.

Debemos crear y forjar nuevos modelos de financiación y nuevas alianzas, nuevos enfoques de gestión, nuevas formas de velar por que las diferentes partes interesadas sientan la responsabilidad de preservar colectivamente el patrimonio cultural. Tenemos que compartir las mejores prácticas para proteger los monumentos, así como bienes más complejos, como paisajes culturales, ciudades históricas o sitios transfronterizos”, declaró la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, en el 40º aniversario de la Convención del Patrimonio Mundial.
Debemos apoyarnos en el poder de ese patrimonio como fuente de identidad y cohesión en un tiempo de cambio. Esa es la razón del firme compromiso de la UNESCO con la salvaguardia y la promoción del patrimonio cultural y natural, en todas sus formas: material, inmaterial y documental. En un tiempo de limpieza y erradicación culturales y de saqueo de bienes culturales sin precedentes, la protección del patrimonio debe formar parte integrante de todo esfuerzo de consolidación de la paz. 

Abu Simbel: la campaña que revolucionó el enfoque internacional sobre la protección del patrimonio

La alfabetización es mucho más que una prioridad educativa: es la inversión de futuro por antonomasia y parte integrante del conjunto de competencias que se requieren en el siglo XXI.

Desde su creación, la UNESCO ha promovido infatigablemente la causa de la educación como el más firme cimiento para la paz, que dota de sostenibilidad a todo desarrollo. Según el Instituto de Estadística de la UNESCO, la población adulta analfabeta se redujo en más de 100 millones entre 1990 y 2012, pero sigue habiendo 775 millones de adultos, incluidos 122 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años, que son analfabetos. La UNESCO se esfuerza por ampliar la educación de calidad para todos a lo largo de la vida.

Desde su creación hace siete décadas, la UNESCO ha promovido la alfabetización para todos a fin de garantizar que todas las personas disfruten de este derecho básico. “La alfabetización no solo cambia la vida, sino que puede llegar incluso a salvarla”, ha afirmado la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. “Es uno de los medios más eficaces de mejorar la salud de las madres y los niños, entender las recetas de los médicos y acceder a la atención sanitaria”. Es el medio más poderoso de forjar los valores, las competencias y el conocimiento que necesitamos para construir el futuro que queremos.

En 1996, la Conferencia General de la UNESCO instituyó el Día Internacional de la Alfabetización, que desde entonces se celebra cada año el 8 de septiembre. En 1967, la UNESCO otorgó el primero de todos sus premios de alfabetización, concedido en reconocimiento a los esfuerzos de las comunidades y los particulares que habían contribuido a movilizar a la opinión pública en favor de la alfabetización de adultos. Hoy en día, el Premio UNESCO de Alfabetización Rey Sejong y el Premio UNESCO-Confucio de Alfabetización siguen reconociendo la excelencia y la innovación en la promoción de la alfabetización en todo el mundo.

“Invertir en programas de alfabetización es una elección sensata y esencial para el desarrollo. La alfabetización es un componente clave de las estrategias para promover el desarrollo sostenible y la paz”, ha declarado Irina Bokova.

Mediante la educación, la UNESCO despeja el camino para la paz

El conocimiento y la información tienen un impacto considerable en la vida de las personas. Su asociación, especialmente a través de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), tiene el poder de transformar la economía y la sociedad. Las sociedades del conocimiento deben basarse en cuatro pilares: la libertad de expresión, el acceso universal a la información y al conocimiento, el respeto a la diversidad cultural y lingüística, y la educación de calidad para todos. La UNESCO trabaja para crear sociedades del conocimiento integradoras y empoderar a las comunidades locales incrementando el acceso, la preservación y el intercambio de información y conocimiento en todas las esferas de competencia de la Organización. 
 
“La UNESCO ha sido pionera en la ampliación de nuestra visión de la tecnología al ir más allá de las infraestructuras y centrarse en las necesidades humanas. No podemos invertir solo en tecnología, necesitamos invertir en ecosistemas”, ha declarado la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova.
 
La voluntad de la Organización de crear sociedades del conocimiento reside en la convicción de que el acceso universal a la información es indispensable en la construcción de la paz, el desarrollo económico sostenible y el diálogo intercultural. En este sentido, la UNESCO ha ideado diversas herramientas y programas destinados a promover la “apertura” de contenidos, tecnologías y procesos mediante actividades de sensibilización, formulación de políticas y desarrollo de capacidades.
 
Entre estas soluciones, los recursos educativos abiertos abren la vía del acceso universal a la educación de calidad al permitir el uso, la adaptación y la distribución gratuita de materiales didácticos, de aprendizaje o de investigación. Paralelamente, con el fin de contribuir a la reducción de la brecha entre países industrializados y países emergentes, la UNESCO ha decidido adoptar una política de libre acceso a sus publicaciones, recurriendo a una nueva dimensión del intercambio de conocimientos: el acceso abierto.
 
Como elemento fundamental de su mandato de promover la paz y el diálogo intercultural, la UNESCO también apoya la preservación del patrimonio documental, reforzando los marcos de preservación existentes y haciendo hincapié en la preservación a largo plazo de información digitalizada o producida por medios digitales. En 1992 la Organización puso en marcha el Programa Memoria del Mundo, que reúne parte del patrimonio documental de la humanidad más importante, en beneficio de todos y para disfrute y conocimiento de las generaciones venideras.
 
La UNESCO alienta igualmente el multilingüismo y el respeto a la diversidad cultural en el ciberespacio. La Organización promueve la producción de contenidos locales en distintas lenguas y contribuye a los debates internacionales sobre la gobernanza de Internet a través de su participación en el Foro para la Gobernanza de Internet (FGI) y la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI).
 
Los cambios generados por el rápido desarrollo de las TIC no solo han abierto perspectivas maravillosas para la humanidad, sino que han planteado, además, desafíos éticos sin precedentes. La posibilidad de expresarse libremente a nivel mundial ha generado uno de los mayores dilemas respecto a estos desafíos del siglo XXI, ya que junto a los beneficios de un mundo conectado digitalmente está también la amenaza del uso indebido y los excesos, de los prejuicios explícitos y de la falta de respeto mutuo y la radicalización. En este sentido, la UNESCO ha organizado una conferencia internacional sobre “Los jóvenes e Internet” con el propósito de aportar herramientas eficaces contra el uso de Internet para alimentar el extremismo violento.
 
“La posición de la UNESCO es clara: Internet y las nuevas TIC deben ser plataformas de compromiso positivo, de paz, de promoción del respeto de los derechos humanos y la dignidad, que faciliten el diálogo y el entendimiento mutuo”, ha declarado la Directora General.
 
Para ello, la UNESCO cuenta con el apoyo de sus Estados Miembros y de organizaciones internacionales a fin de garantizar el acceso de todos a las TIC y a la información. 
 
***
“Saber es poder. Informar es liberar.
La educación es una condición del progreso en todas las sociedades, en todas las familias”.
– Kofi Annan

Sociedades del conocimiento: el camino para construir un mundo mejor

Next slide

Discursos históricos

A lo largo de los 70 años de historia de la UNESCO, todos los Directores Generales así como otras figuras de renombre han hecho declaraciones y discursos importantes al presentar sus ideas, puntos de vista y el papel que creían que podría desempeñar la Organización y su mandato para erigir las defensas de la paz y construir una cultura de poder de persuasión al servicio de la educación, las ciencias, la cultura y la comunicación. En esta sección les presentamos una selección de algunos de estos discursos significativos que son ya parte de la esencia de la UNESCO.

Next slide

Objetos conmemorativos

Con motivo del 70º aniversario de la UNESCO, hemos creado una serie de articulos y objetos centrados en esta efeméride.

Dichos artículos están disponibles en la tienda de la UNESCO.

Librería-Tienda de la UNESCO

7, place de Fontenoy
F-75352 Paris 07 SP
Tel.:+33 (1) 45 68 03 70
Contacto: d.jugganadum@unesco.org

Sello de correo del 70º aniversario de la UNESCO

Este sello, de validez permanente, puede utilizarse para envíos hacia Francia metropolitana y ultramar de hasta 20gr.

Se trata de un sello ecológico, forma parte de la categoría “Cartas Verdes”, no utiliza la expedición por avión (excepto para Córcega y ultramar) y el plazo de entrega normal es de dos días.

Se encuentra a la venta únicamente en la Librería-Tienda de la UNESCO.

Precio: 0,95€

Bolígrafo del 70º aniversario de la UNESCO

Este bolígrafo tipo ‘roller’, con capuchón imantado y caña en imitación de cuero, es perfecto para todo tipo de bolsillo. Creado por el diseñador Matsuo Koji, conocido por su estilo minimalista, la pureza de sus líneas y las exigencias técnicas de su trabajo. El bolígrafo lleva imprimido el logo del 70º aniversario en el capuchón y es de tinta negra.

Disponible con capuchón azul, rojo, rosa, verde, plateado y negro.

Dimensiones: 125mm

Peso: 23 gramos

Precio: 16€

Taza del 70º aniversario de la UNESCO

Esta taza de cerámica blanca tiene como motivo principal el logo del 70º aniversario de la Organización en inglés y francés. Se trata de una edición limitada.

Capacidad: 250ml.

Dimensiones: 92mm de alto, 80mm de ancho.

Precio: 8,50€